Juan Espadas, flanquedado por Joaquin Castillo y Eva Vidal
Juan Espadas, flanquedado por Joaquin Castillo y Eva Vidal - J. M. Serrano
HACIENDA MUNICIPAL

Espadas propone bajar un 5% el IBI a las familias y el 1% a las grandes empresas

El alcalde presenta las líneas maestras de su proyecto tanto de ordenanzas como de presupuestos para 2019

SevillaActualizado:

El alcalde de Sevilla, el socialista Juan Espadas, ha presentado este miércoles las líneas maestras del próximo presupuesto municipal y también el proyecto de ordenanzas fiscales para 2019, que incluye la bajada del impuesto sobre bienes inmuebles (IBI) para las familias del 5% y del 1% del tipo diferenciado para medianas y grandes empresas -tal y como se pactó con el PP y Ciudadanos para que éstos dieran estabilidad a las cuentas de este año-, así como el descenso del impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras (ICIO) en un 3,25%.

También ha planteado el regidor crear una bonificación del 95% del IBI para aquellos propietarios que cedan sus viviendas a la Empresa Municipal de la Vivienda de Sevilla (Emvisesa), así como a los pisos de alquiler de esta compañía pública. Esto supone, prácticamente, una bonificación total en las viviendas públicas. El resto de impuestos, tasas y precios públicos quedarán congelados, «aunque esto es algo que no podrá mantenerse mucho más tiempo porque hay un claro desfase entre lo que cuesta mantener un servicio público y lo que se paga por él».

Además, Espadas ha llamado a la responsabilidad de los partidos para aprobar las ordenanzas y, especialmente, los presupuestos para el próximo año, teniendo en cuenta que, si se prorrogan las cuentas, se perderán 72 millones en inversiones y habrá que abonar igualmente a la plantilla municipal los 30 millones que corresponde por la aplicación de las 35 horas y por la aplicación de los acuerdos alcanzados por el Estado y los sindicatos en cuanto a aumento salarial y complementos.

«No es un ultimátum ni un chantaje, pero es nuestra obligación poner esta situación sobre la mesa», ha advertido el alcalde, que ha recalcado que, de no haber cuentas nuevas, ese montante habrá que sacarlo «pero no será de servicios sociales, limpieza o transporte», apuntando a otras obras «que necesita la ciudad pero que se tendrían que demorar».