Bloques en construcción en el solar de la antigua Ford
Bloques en construcción en el solar de la antigua Ford - VANESSA GÓMEZ
URBANISMO Y VIVIENDA

Casi mil pisos en marcha: la Carretera de Carmona renace en Sevilla

Los negocios muestran su optimismo y se preparan para la más que previsible reactivación comercial que supondrá la construcción de tres urbanizaciones

SEVILLAActualizado:

Una de las principales y clásicas arterias de entrada y salida hacia el Casco Antiguo de Sevilla va a recibir un tremendo impulso en los próximos meses. Un empuje decisivo para revitalizar su actividad y rejuvenecer la población de esta amplia zona delimitada por varios barrios muy poblados pero con una demografía marcadamente vieja. La Carretera de Carmona verá en unos meses cómo se construyen en su flanco norte más de 800 pisos, una cifra muy elevada que sólo puede compararse con espacios de ensanche de la ciudad por su extrarradio —Sevilla Este, Hacienda el Rosario o Pino Montano— y que apenas tiene precedentes en territorios interiores y consolidados desde hace años.

Esta importante renovación vendrá provocada por la construcción de edificios residenciales en tres terrenos que llevan lustros sin uso y cuyos proyectos originales quedaron bloqueados con el estallido de la crisis inmobiliaria a partir de 2008. Se trata de las tres vastas parcelas que aún quedaban sin edificar en esta conocida vía sevillana, repleta de viviendas y también de comercios de proximidad, tiendas de barrio que no sólo vienen acusando la crisis sino el envejecimiento del vecindario. Con las nuevas edificaciones las posibilidades vuelven a multiplicarse. Verdadero oxígeno en plena asfixia.

Estos 26.000 metros cuadrados generarán más de 800 viviendas repartidas en tres zonas a tres alturas distintas de la calle, «repintándola» de arriba abajo, desde la misma Ronda Histórica y la Trinidad hasta la Ronda del Tamarguillo. Si se toma el sentido de entrada, bajando la Carretera de Carmona hacia el Centro, el primer hito inmobiliario en construcción que se deja a la derecha es el del terreno de Cisneo Alto. Aquel enorme solar donde antes hubo naves y talleres llevaba varios lustros abandonado y sólo en una de sus esquinas, la que da al instituto de secundaria Llanes, el gobierno local del PP dispuso hace cinco años un aparcamiento en superficie para los vecinos que venían reclamándolo. Ahora, Aedas Home va a levantar allí varias torres y, entre su suelo y el que tiene el Ayuntamiento, está prevista la construcción de 800 pisos.

Promoción en Cisneo Alto
Promoción en Cisneo Alto- ABC

Esta iniciativa ha generado grandes y buenas expectativas entre vecinos y comerciantes de ese tramo de la calle. Justo delante del solar, haciendo esquina con la avenida de Llanes, el responsable de la tienda de colchones y armarios a medida Dormidor, Juan Carlos Sánchez, subraya la «gran oportunidad que va a ofrecer para las ventas la llegada de tantos nuevos vecinos, sobre todo porque se trata de gente que querrá arreglar su nueva casa, ponerla a su gusto, colocar armarios o vestidores... Eso va a venir de maravilla al negocio». Esta tienda lleva sólo un año abierta y «ahora surge una opción estupenda que todos van a aprovechar, aunque sería fundamental que se creen más plazas de aparcamiento, ya que esta zona es muy complicada para ello».

En la misma línea se muestra el encargado del establecimiento de Pinturas Andalucía, Álvaro Corral, que recalca la importancia del «rejuvenecimiento del barrio, que en los diez o quince últimos años ha envejecido mucho». «Esto lo notamos bastante en una tienda de pinturas —añade—, porque la gente mayor tiende menos a arreglar su casa o a cambiar la decoración cada cierto tiempo; también porque gozan de menos recursos, evidentemente. Lo lógico es que ahora llegue mucha gente joven, al tratarse de pisos nuevos, y eso va a reactivar el consumo con total seguridad. El comercio de la zona va a tener más público y eso es muy bueno».  Justo al lado de la tienda, una autoescuela de nuevo cuño, Carmona Road, también espera el beneficio, aunque «quizás más a medio plazo que de manera inmediata, porque se supone que va a llegar mucha gente joven y con niños, pero hasta que éstos no sean mayores de edad no hay nada que hablar de carnets de conducir. Algo se va a notar, indudablemente, pero en este caso será más a medio y largo plazo». Así lo expone la responsable del negocio, Rosa Ortiz, quien sí reconoce que «es una noticia muy buena para toda la zona, que necesita un empujón así».

El sector donde quizás más vaya a repercutir la construcción de nuevas viviendas es el de los bares, la «industria» más dinámica de la ciudad. Un clásico de la zona es el antiguo Majarones, ahora reconvertido en Dodge. Su gerente, Rafael Puntas, tiene claro que «una vez que se vengan los nuevos vecinos se va a notar para bien. De hecho, ya se está notando, porque los propios obreros que están con los primeros trabajos de urbanización y levantando las calles y las aceras ya vienen a desayunar o a almorzar. Cuando los pisos estén hechos, pues por supuesto que va a ser un revulsivo fuerte para los bares de la zona y va a beneficiar bastante». Alguna reticencia y algunos matices más muestra Antonio Martínez, responsable de una frutería en Rafael Alberti, mirando a Cisneo Alto. «Van a construir muchos pisos y eso, sin duda, es positivo para el barrio —explica—. Pero con los nuevos pisos también van a construir un gran supermercado con todas sus comodidades para comprarlo todo allí, sus aparcamientos... y eso puede no ser tan bueno para las pequeñas tiendas de siempre, que pueden perder clientela. Es cierto que ofrecemos cercanía, conocimiento y una calidad distinta, sobre todo en un producto como la fruta, donde no se nota tanto la diferencia, pero puede perjudicar también. Habrá que verlo».

A mitad de la Carretera de Carmona, en el suelo donde estuvo Tysa Ford, se levanta ya la primera de las tres torres que conformarán Residencial Atalaya, promovida por Solvia y que supondrá 400 pisos más. Los 50 de la primera fase ya se han vendido, de hecho, y este florecimiento de la zona no pasa inadvertido para los negocios. Uno de ellos es el centro deportivo Viding laRosaleda, gimnasio de referencia de todo el entorno y cuyo director comercial, Germán Feria, considera una «gran oportunidad de captación de clientes» la que se presenta. «Ahora estamos estudiando opciones de promociones especiales para el año que viene de cara a nuevos socios —indica—, ya que somos el único centro deportivo de la zona y tenemos oferta para todo tipo de edades. Hay que aprovechar la coyuntura. Aquí llegará mucha gente nueva y para los cursillos de natación, por ejemplo, lo notaremos seguro, pues son para toda la familia».

Prácticamente pared con pared con la nueva promoción de viviendas se encuentra la farmacia Carretera de Carmona, que regentan Antonio Carmona y Emma González y que, al menos en teoría, gozarán de «un crecimiento de facturación importante, ya que son más de 200 pisos aquí mismo y eso supone mucha gente. Puede plantearse una contratación más y adecuar el local a las nuevas necesidades». Así lo explica el primero, que recuerda que «ya se vivió algo de cambio de público cuando se construyó La Rosaleda en los suelos de la antigua fábrica de Bordas Chinchaurreta, que hizo que llegaran muchas parejas jóvenes con niños y relanzó los productos de bebé. Ahora esto va a afianzar definitivamente ese cambio de cliente, que hacía mucha falta porque la zona había envejecido bastante».

Alza inmobiliaria

Para rematar la reactivación de esta calle, casi en su extremo más cercano a la Ronda Histórica también va a edificarse. Concretamente, unos 200 pisos en la franja que deja la antigua Fábrica de Vidrio en esta vía, frente al centro de salud. El inminente acuerdo con el Ayuntamiento para edificar por parte de Solvia es acogido también con mucha expectación por los negocios de la zona, como el horno La Estrella, cuyo responsable es Raúl Aguilar. «Todo lo que sea más pisos y más gente en el barrio, fenomenal, nos va a venir muy bien y le va a dar mucha más vida a la zona. Ahora hay más competencia comercial, pero con las construcciones de viviendas todos podremos beneficiarnos», indica.

Se está empezando a producir, de hecho, en efecto llamada en el sector inmobiliario. El responsable de la oficina de Tecnocasa más cercana a la Trinidad, José Noguerol, explica que «se viene comprobando desde que están las grúas trabajando que ha surgido una especie de efecto psicológico entre quienes venden aquí un piso, que están haciéndolo a precios más caros de lo que realmente valen justificándolo en que la calle se está revalorizando. Se trata de una zona donde siempre hay mucha demanda y ahora, pues más. Se prevé, porque ya se ve algo, un alza de precios, tanto en las viviendas como en los aparcamientos, que son escasos y muy caros».