Fachada principal del Pabellón Vasco
Fachada principal del Pabellón Vasco - ABC
LABORES DE DESINSECTACIÓN

Las operaciones de cirugía mayor ambulatoria del Pabellón Vasco se trasladan al Virgen del Rocío

El hospital va a contratar a 1.330 profesionales entre julio y septiembre

SevillaActualizado:

El Hospital Universitario Virgen del Rocío trasladará temporalmente la actividad de cirugía mayor ambulatoria que se realiza en el Hospital Duques del Infantado para poder realizar en el edificio original -el denominado Pabellón Vasco de la Exposición Universal de 1929- las labores de desinsectación necesarias para tratar sus estructuras de madera. La actividad se realizará, según sean pacientes adultos o pediátricos, en los quirófanos del Hospital General, Hospital de Rehabilitación y Traumatología y Hospital Infantil, según se ha trasladado hoy a las organizaciones sindicales.

El tiempo inicial necesario para acometer estas actuaciones se prolongaría inicialmente durante los meses de julio y agosto, aunque se intentará acortar estos plazos por parte de la empresa que realizará este trabajo. Unos 800 pacientes se verán afectados por el traslado de las operaciones de cirugía mayor ambulatoria del Pabellón Vasco al Virgen del Rocío, que ya en verano cierra numerosas camas.

Los trabajos específicos, siguiendo la normativa vigente de Salud Laboral, se desarrollarán por la empresa externa que presta actualmente el servicio especializado de desinsectación, desratización y desinfección (DDD) en el complejo hospitalario y siempre en estrecho seguimiento y colaboración con los profesionales del servicio de Medicina Preventiva y la supervisión del equipo directivo del Hospital Universitario Virgen del Rocío.

La Dirección del centro ha tomado esta decisión tras detectarse la presencia de pequeños insectos en una de las zonas del área quirúrgica, concretamente en el área de Reanimación, momento en el que se activa el protocolo establecido, que incluye actuaciones inmediatas de tratamiento y limpieza con productos autorizados de la zona afectada y otras aledañas de manera preventiva, verificación de las instalaciones para asegurar que han desaparecido los insectos y comprobación de la especie concreta para planificar actuaciones futuras. Paralelamente, el personal de Mantenimiento ha sellado todas las zonas indicadas por el servicio de Medicina Preventiva.

La empresa ha comunicado que se trata de un insecto que afecta a estructuras de madera que no entraña ningún riesgo para pacientes o profesionales, al no transmitir enfermedades ni existir riesgos de toxicidad. No obstante, para su erradicación sí exige un tratamiento en profundidad de las mismas, con productos especiales que, por su toxicidad, obligan al traslado de la actividad quirúrgica por razones de seguridad para profesionales y pacientes.

Es por todo ello que la Dirección del centro, en coordinación con los profesionales asistenciales y de gestión y servicios, haya tomado la decisión de trasladar a otros quirófanos del complejo hospitalario la actividad quirúrgica que se desarrolla en los cuatro quirófanos de este edificio, donde se operan pacientes de las especialidades de Traumatología, Cirugía General, Oftalmología, Urología y Otorrinolaringología. La Dirección ha ido llamando a los pacientes que ya se encontraban citados para trasladarles que en breve serán intervenidos en otra ubicación, previsiblemente ya la próxima semana.

La zona de quirófanos afectada fue completamente renovada hace tres años y está perfectamente dotada y actualizada, al igual que la zona de preparación y recuperación de los pacientes. Asimismo, el hospital cuenta con un anexo, fruto de una ampliación que se acometió para albergar camas de hospitalización y acoger determinados servicios, que actualmente se destinan a consultas y hospitalización de día.

Esta ampliación no cuenta con las estructuras de madera del edificio original, por lo que no hay riesgo de afectación, según la empresa especializada. Mientras se realizan los trabajos necesarios, se mantendrán medidas de aislamiento en esta zona para que los pacientes puedan seguir acudiendo a sus consultas y al Hospital de Día con todas las garantías y con total normalidad.

El verano en el hospital

Por otra parte, el Virgen del Rocío va a incrementar las cirugías y la contratación para este periodo estival, lo que supone, a juicio del centro, «una ostensible mejora en la accesibilidad de los pacientes». En concreto, la programación de personal, la actividad y las instalaciones se han ajustado para que los quirófanos incluyan 139 sesiones más que el año pasado.

Según un comunicado, esto supone que la actividad quirúrgica se va a elevar un 6% y las contrataciones un 3% con respecto al año pasado. En total, el hospital va a contratar a más de 1.330 profesionales de distintas categorías sanitarias entre los meses de julio y septiembre. La hospitalización se adaptará, como todos los años, a las necesidades asistenciales.

El año pasado, los profesionales del centro atendieron más de 65.000 urgencias, más de 3.000 intervenciones con ingreso y otras 4.000 cirugías mayor ambulatoria, y 200.000 consultas externas; todo ello, con un índice de ocupación de las camas que rondó en todo momento entre el 70 y el 75%.

Esta actividad es similar a la registrada en 2016 y permite garantizar en todo momento la respuesta asistencial del periodo estival, dado que los recursos humanos y sanitarios se gestionan y se planifican en función de la demanda y la experiencia acumulada en años anteriores.

El equipo directivo del Hospital Universitario Virgen del Rocío ha presentado esta información detallada dentro del Plan de Verano 2018 a la Junta de Personal del centro.

En concreto, se ha informado a sus miembros tanto de la contratación de profesionales destinado a las sustituciones estivales como de las directrices del plan de obras de mejoras, que cada año se pone en marcha en periodo estival aprovechando el descenso de la demanda asistencial de la población.

Sobre el plan de obras, al que este verano se destina más de dos millones de euros, se han planificado importantes mejoras en el sistema de climatización, con refuerzo en los hospitales General, Rehabilitación y Traumatología y de la Mujer. Además, se van a colocar láminas solares antitérmicas en el Hospital General y en el bloque quirúrgico del Hospital Infantil, y se van a revisar y cambiar equipos individuales en el centro de especialidades Dr. Fleming.

En el Hospital General está programada el inicio de obras de un nuevo búnker para la instalación de un segundo acelerador en la Unidad de Radioterapia, la revisión de todos los quirófanos, y la instalación de baños asistidos en habitaciones de hospitalización por control en las plantas de Cirugía General, Cardiología, Cirugía Vascular, Digestivo, la Ucami y Enfermedades Infecciosas y Medicina Preventiva.

En Rehabilitación y Traumatología se va a instalar una nueva bañera en la Unidad de Grandes Quemados, además de renovar la carpintería y los espacios. Se va a habilitar un baño asistido en la sala de espera de rehabilitación y se van a revisar los quirófanos.

El Hospital Infantil va a poner en marcha un Telemando y continúa con la revisión integral de los quirófanos, que incluye la parte eléctrica, renovación de suelos y extracción de gases anestésicos. Habrá otro cambio de suelo en el vestíbulo de Urgencias y nuevos baños asistidos.

El Hospital de La Mujer va a habilitar un baño asistido en una habitación de movilidad reducida de Ginecología, se van a reformar los aseos públicos del edificio y se van a colocar 20 ventanas de aislamiento.

Por último, cabe destacar la instalación de una alimentación de nitrógeno en la quinta planta del Edificio de Laboratorios, actuaciones sobre las cubiertas de los edificios de Gobierno, Salud Mental y Central Térmica, la renovación del sistema de regadío y plantación de nuevo césped.