Socavón de las obras que Emasesa lleva a cabo en la calle Niebla
Socavón de las obras que Emasesa lleva a cabo en la calle Niebla - ABC

Una rotura de una tubería provoca el corte de agua en el barrio sevillano de Los Remedios

Operarios de Emasesa y de Endesa han trabajado en la calle Niebla para restablecer el suministro

SevillaActualizado:

El deslizamiento de la tubería de abastecimiento de agua durante la colocación este lunes de las dos últimas piezas de gran dimensión para el colector que construye Emasesa en la calle Niebla (en el distrito Los Remedios) ha provocado su rotura en la confluencia con la calle Arcos y la interrupción del suministro. En estos momentos, operarios de la compañía Endesa trabajan para poder lanzar un tendido eléctrico provisional que permita a los trabajadores de Emasesa y a la empresa adjudicataria de estas obras, Ullastres, reparar la tubería sin riesgos eléctricos, y con la finalidad de restablecer el abastecimiento del agua lo antes posible y recolocar el cableado de luz y teléfono.

La delegada del distrito Los Remedios, Carmen Castreño, ha afirmado que el suministro de agua potable ha regresado a las calles afectadas -en concreto, una parte de la zona llamada como Los Remedios Viejos- en torno a las 18.30 horas. «Se ha tratado de una operación compleja ante las grandes dimensiones de las tuberías del colector, algunas incluso con 1,8 metros de diámetro, y en unas obras que ya de por sí son complejas. Se ha producido hoy este incidente menor que estamos tratando de resolver lo más rápidamente posible», ha explicado la delegada.

Dos meses más de obras

Castreño ha señalado en un comunicado que las obras del colector de Niebla y de su reurbanización y de otras calles anexas tenían un plazo de 10 meses de ejecución que concluía a finales de junio, aunque la compañía adjudicataria de esta actuación acometida por Emasesa ha solicitado dos meses más, hasta los primeros días de septiembre, debido al largo periodo de lluvias del invierno pasado y la primavera, que han dificultado los trabajos.

Los comerciantes critican que desde el comienzo de los trabajos las pérdidas en las ventas superan ya el 40% en negocios como Confecciones Madrid, donde según denuncia su propietario, Enrique Arias, «los clientes no pueden acceder a mi comercio porque está completamente vallado».

Este proyecto, incluido en el Plan Director de la Cuenca Oeste de Sevilla y que contó con un presupuesto de licitación de 10 millones de euros, tendrá un efecto sobre la red general de la ciudad de Sevilla. En total, instalarán casi 3.000 metros de tubería de diferentes diámetros y se van a reurbanizar y a pavimentar cuatro calles -Miño y Arcos ya están casi acabadas-, y el parque de Los Príncipes, por donde discurre este colector, también se está beneficiando de mejoras.

Críticas del PP

El Partido Popular ha alertado del «hundimiento» de parte de la obra que Emasesa viene realizando en la calle Niebla y que este lunes «ha sembrado de preocupación a los vecinos y comerciantes».

Según explica el PP en un comunicado, «el hundimiento del suelo se ha producido en las intersección de la calle Nieblas con Arcos, a escasos centímetros de varios comercios que han mostrado su temor por el desarrollo de unas obras que, como denunció el PP hace unos meses, no se están realizando con la diligencia debida».

La concejal popular Carmen Ríos exige «al Ayuntamiento que investigue las causas de este hundimiento, extreme las medidas de seguridad y dé respuesta a los vecinos, que ya no sólo tienen que convivir con una obra que se prolonga en el tiempo con continuos retrasos. Ahora, también viven con el temor de que estos hundimientos afecten a las estructuras de sus viviendas y comercios».

Según recuerda, el Partido Popular ya denunció hace unos meses la «dramática situación» en la que vivían los vecinos de la calle Niebla y su entorno como consecuencia de «unas obras descoordinadas en los plazos y en sus fases de ejecución».

Según afirma la edil del PP, «como consecuencia de los trabajos, se han cerrado casi una decena de negocios y se ha producido la pérdida de clientela en otros tantos que, a duras penas, están compaginando su actividad con estas obras».

«Por eso -recalca-, propusimos al alcalde, Juan Espadas, que creara un sistema de coordinación de obras para que éstas afecten lo mínimo a las personas; no haya que abrirlas diez veces como en el caso de la calle Niebla y sean un beneficio para los vecinos y comerciantes y no la causa del cierre de sus negocios».