La agresión se produjo este miércoles por la mañana mientras se repartía el desayuno a los reclusos
La agresión se produjo este miércoles por la mañana mientras se repartía el desayuno a los reclusos - ABC
Sucesos

Un preso de Morón, con 100 sanciones disciplinarias, arroja lejía en la cara de un funcionario

El preso, de nacionalidad marroquí y recluido en un módulo de aislamiento, atacó a la víctima durante el reparto del desayuno

SevillaActualizado:

Un preso de Sevilla II ha protagonizado un grave incidente que pudo tener consecuencias dramáticas para uno de los funcionarios destinados en el principal complejo penitenciario de la provincia. Según denuncia la asociación Tu abandono me puede matar, el interno T. M., de nacionalidad marroquí, atacó este miércoles a un trabajador arrojándole lejía en la cara.

La agresión se ha producido a primera hora de la mañana, cuando los funcionarios estaban repartiendo el desayuno en el módulo de aislamiento donde se encuentra recluido el preso. Tras arrojarle el líquido abrasivo a la víctima, ésta tuvo que ser trasladada a un centro hospitalario después de una primera asistencia en la misma cárcel. El trabajador ha sufrido lesiones leves en los ojos y por suerte el producto no le alcanzó a las córneas.

Según las mismas fuentes consultadas, el recluso es conocido por su carácter conflictivo. Desde que ingresó en prisión hace tres años ha acumulado un centenar de sanciones disciplinarias por graves altercados con funcionarios. Sus problemas de conducta han propiciado que sea trasladado a distintos centros penitenciarios de norte a sur del país.

La asociación denunciante ha creado un perfil en la red social twitter donde llevan el recuento de los incidentes que se registran en los centros penitenciarios del país. En otra cuenta similar van detallando las cifras de la mortalidad en el interior de las prisiones, gran parte de ella provocada por sobredosis e ingesta de fármacos.

Esta política de transparencia absoluta en cuanto a la conflictividad que se registra en las cárceles españolas es la estrategia que está siguiendo este colectivo para denunciar la falta de recursos y la desprotección que sufren los funcionarios.