El último intento de fuga del delincuente se produjo el viernes en los juzgados del Prado
El último intento de fuga del delincuente se produjo el viernes en los juzgados del Prado - ABC
Sucesos

Un preso de la cárcel de Morón intenta fugarse tres veces en apenas un mes

El reo es uno de los jóvenes de El Vacie apresados por apuñalar a un menor en Pino Montano en una agresión que incendió el barrio sevillano

SevillaActualizado:

Un joven detenido, que se encuentra en estos momentos en prisión provisional por cinco robos con violencia, trató de huir este viernes cuando era trasladado a los juzgados para participar en una rueda de reconocimiento, momento en el que rompió las esposas y salió corriendo. No llegó muy lejos, tan sólo avanzó unos metros antes de ser interceptado por la Guardia Civil. No es la primera vez que este delincuente trata de escapar en un traslado o en la misma cárcel. Tres veces lo ha intentado en un mes.

El preso responde a las iniciales E.R.R. y tiene 25 años. Se encuentra en prisión desde el pasado 23 de septiembre tras ser arrestado en el asentamiento chabolista de El Vacie como presunto autor de cinco robos con violencia, entre ellos uno perpetrado el pasado 4 de septiembre en el que resultó herido un menor tras ser apuñalado repetidamente para quitarle el móvil.

Este robo fue el detonante de las protestas vecinales en Pino Montano, donde se convocaron varias manifestaciones en demanda de más seguridad. Además, la agresión sufrida por el menor tuvo una continuación con otro episodio violento en el que se vio implicado el padre del adolescente. Esta persona fue detenida por agredir a otro residente de El Vacie al que culpó de haber participado en el apuñalamiento de su hijo.

Desde el mismo día que fue detenido E. R. R. ha intentado fugarse. Así pidió ser trasladado al hospital para ser examinado por una úlcera y en el centro sanitario intentó escaparse antes de pasar a disposición judicial.

Ya en prisión, el pasado 15 de octubre, volvió a tratar de fugarse y llegó a permanecer seis horas escondido en el interior de la cárcel Sevilla I hasta que fue localizado por los funcionarios entre unos matorrales del campo de fútbol del centro penitenciario. Por ese motivo, el joven fue trasladado a la cárcel de Morón.

El pasado viernes tenía que ser trasladado a los juzgados para participar en una rueda de reconocimiento ante las víctimas de uno de los robos con violencia por el que está siendo investigado y al llegar al edificio del Prado, rompió las esposas y salió corriendo con ellas. Según fuentes cercanas al caso consultadas por la agencia EFE, fue jaleado por algunos familiares que lo esperaban en la puerta. Logró llegar a las inmediaciones de la estación de autobuses, donde finalmente fue alcanzado por los agentes de la Guardia Civil.