Puerta de aceso a la zona de triaje, del francés triage
Puerta de aceso a la zona de triaje, del francés triage - ABC
Hospital Virgen del Rocío

Los pacientes no estarán solos en Urgencias

En el General habrá un auxiliar de información y un celador

SevillaActualizado:

El hospital Virgen del Rocío ha incorporado un auxiliar de información y un celador de manera permanente a la sala de espera de los pacientes más frágiles o que llegan sin acompañante a las Urgencias del General, que es el servicio que recibe a las personas que ven agravado su estado de salud general por el frío.

Esta es una de las medidas que se estructuran en el contexto del Plan de Alta Frecuentación y se orientan para agilizar la asistencia sanitaria que prestan los profesionales que trabajan en la unidad de Gestión Clínica de Urgencias durante los meses de invierno, en los que reciben aumentos puntuales de demanda de atención provocados por la bajada de temperaturas. Por ello, la dirección del hospital establece un programa de medidas perfectamente estructurado para dar una respuesta adecuada a las diferentes situaciones que se puedan presentar.

El hospital General dispone de dos salas de espera en esta época del año a disposición de los pacientes según la gravedad de los síntomas o las necesidades especiales que el personal de Enfermería valora en la consulta de triaje. Una de ellas está destinada a las personas que requieren supervisión permanente y una asistencia más ágil dado que su estado general es grave o muy grave, y la otra se destina a los pacientes que acuden con una urgencia de grado leve.

En general, todos los años coincide el incremento de incidencia de gripe con el descenso de temperaturas que afecta de manera especial a una serie de pacientes, entre ellos, personas de edad avanzada aquejados por diferentes patologías crónicas (bronconeumopatías, insuficiencia cardíaca, diabetes, cardiopatía isquémica) y, en general, pacientes pluripatológicos cuyas enfermedades de base se descompensan con el frío y en incremento de virus circulantes en la atmosfera. Los profesionales atienden, además, un mayor número de descompensaciones de pacientes oncológicos, hematológicos y trasplantados.

El Plan de Alta Frecuentación contempla la monitorización continua de la afluencia de pacientes a las urgencias de atención primaria y hospitalaria de modo que puedan tomarse las medidas necesarias de forma casi inmediata para atender a todos los pacientes que acuden a las Urgencias. En concreto, contempla la monitorización de cuatro parámetros: el aumento del número de urgencias, el incremento de pacientes en el área de observación, el aumento del número de ingresos hospitalarios cursados y el número de pacientes que solicitan atención domiciliaria a los centros de atención primaria. Para ello se comparan estos datos con la media de los obtenidos las semanas previas y también el mismo día de la semana del año anterior.

En función de estos datos, se ponen en marcha las medidas previstas que permiten a los centros sanitarios atender la actividad asistencial urgente. Entre ellas, nuevas consultas a disposición de los pacientes, un incremento de camas de hospitalización y del número de puestos asistenciales en el área de Observación, refuerzo de profesionales para atender estas áreas, y vigilancia de las demoras en analítica, radiología e interconsulta, haciendo hincapié en la adecuación de los criterios de solicitud de pruebas.

De esta forma, los profesionales de la unidad de Urgencias del Virgen del Rocío han atendido a un total de 11.104 personas en las del General en el mes de enero, una cifra algo inferior al volumen de asistencia que registraron en este servicio en enero del año pasado. Aproximadamente el 90% de los motivos de consulta de estos pacientes se resolvió sin ingreso.

El Virgen del Rocío dispone de otras tres puertas de Urgencias específicas, donde los profesionales de Rehabilitación y Traumatología asistieron 6.458 pacientes, los del hospital de La Mujer 2.535 urgencias, y los del Infantil, un total de 5.512 menores en este mismo periodo.