Uno de los participantes en la jura de bandera en la Plaza de España - FOTO: RAÚL DOBLADO/ VÍDEO: JUAN FLORES

Más de 2.000 civiles juran bandera en la Plaza de España

Entre los asistentes a la ceremonia castrense sin precedentes han estado rostros conocidos como la modelo Inés Sastre o el torero Fran Rivera

María José Morón
SEVILLAActualizado:

La Plaza de España ha hecho gala de su nombre este sábado. Estaba a rebosar y no precisamente por turistas. En ella ha tenido lugar la jura de bandera más grande de civiles que se ha realizado nunca. Más de 2.000 personas, entre ellos, el torero Fran Rivera y su mujer, Lourdes Montes, o la modelo Inés Sastrese comprometieron a defender la unidad de la nación.

El día abrió. A las 11 horas de la mañana el termómetro marcaba ya 19 grados. Abanicos amarillos y rojos y algunos paraguas para refugiarse del sol, no de la lluvia, y todo el mundo expectante al cielo. Tres militares se lanzaron en paracaídas desde un helicóptero a más de 1.800 metros de altura. El Sargento I, Julio Aguado, que ha realizado más de 2.000 saltos, portaba la bandera principal que se izó posteriormente en la Plaza de España.

Más de 8.000 personas, de los cuales 400 militares, aplaudieron el aterrizaje al compás de la orquesta. El juramento de bandera se ha realizado media hora después sobre nueve banderas de tres tercios de La Legión, de la Brigada Paracaidista, de dos regimientos de infantería, de los Regulares de Ceuta, del Regimiento de Guerra Electrónica 32 de Sevilla y de la Agrupación de Apoyo Logístico 21 de Sevilla.

Dentro del numeroso grupo de sevillanos y de personas de fuera de Sevilla que han solicitado realizar el juramento destacan personajes como la modelo Inés Sastre, que se desplaza directamente desde París, el torero Francisco Rivera Ordóñez y una larga lista de profesionales, empresarios y colectivos entre los está la Centuria Macarena, los conocidos «armaos».

A continuación tuvo lugar el homenaje a los caídos y luego el desfile, en el que también ha participado la Legión, ha discurrido por la plaza, por el parque de María Luisa y por la avenida de La Borbolla, hasta llegar al acuartelamiento homónimo.

El Ministerio de Defensa pretende con este acto acercar el Ejército a los ciudadanos y que puedan disfrutar de actividades como el lanzamiento paracaidista, el desfile y el concierto de La Legión.