Una de las aulas del Conservatorio de Danza
Una de las aulas del Conservatorio de Danza - KAKO RANGEL

La Junta envía a Pino Montano parte del Conservatorio de Danza

El traslado de alumnos se produce por el retraso en las obras de acondicionamiento

M.B.
SEVILLAActualizado:

Los alumnos de las enseñanzas básicas del Conservatorio de Danza Antonio Ruiz Soler de Sevilla, ubicado en el Paseo de las Delicias de Sevilla, tendrán que trasladarse el próximo curso, que está a punto de comenzar, a un edificio distante, más concretamente a un centro de educación infantil en el barrio de Pino Montano.

El traslado del que la directora del conservatorio, Carmen Segura, ha informado a la Ampa a través de varias circulares, supondrá que aproximadamente unos 300 alumnos de este centro tendrán que cambiar su ubicación actual, en el antiguo pabellón de Argentina de la Exposición Iberoamericana de 1.929, para marcharse al centro de educación infantil Hermanos Machado, en la barriada de San Diego de la avenida de Pino Montano. El traslado se produce porque las obras de acondicionamiento que se habían proyectado no se realizaron finalmente antes de empezar el nuevo curso.

El traslado supondrá también una división de los alumnos ya que el resto de enseñanzas seguirán en el edificio del Paseo de las Delicias y muchas de las actividades continuarán realizándose allí también.

El problema del conservatorio era la falta de espacio que sufrían estos alumnos ya que, según habían denunciado los padres, en algunas aulas, llegaban a concentrarse hasta cincuenta niños.

Para solucionar esa falta de espacio, se pensó en primer término en trasladar ese conservatorio de Danza al edificio del Liceo Francés, en la calle Torneo, bastante más céntrico que el que se ha decidido finalmente. Sin embargo, y pese a que la comunidad educativa de este centro realizó incluso una recogida de firmas para que la Consejería de Educación mantuviera «su compromiso» de trasladar las enseñanzas básicas a ese edificio, la Junta lo descartó. Sin embargo no lo comunicó hasta el pasado julio, cuando el periodo lectivo y la matriculación había finalizado.

Tras el anuncio de que los alumnos tendrán que empezar el curso en una nueva ubicación, la dirección del centro reitera que se trata de una «solución provisional» y reconoce que no será beneficiosa para algunos estudiantes. La directora pide «paciencia» y aboga por la construcción de un nuevo conservatorio que pueda acoger a todo el alumnado de los diferentes niveles y especialidades. Algunos padres se han quejado por este traslado y se han mostrado descontentos.