Los cuartos de baño de la planta cuarta
Los cuartos de baño de la planta cuarta - ABC
Tribunales

Los jueces no quieren coincidir en el cuarto de baño con los acusados de los ERE

Se quejan de la situación «desagradable» tras haber coincidido en el baño con los procesados y piden un aseo «de uso exclusivo» para el personal de los juzgados

SEVILLAActualizado:

Los jueces de las secciones penales de la Audiencia de Sevilla no quieren coincidir en los cuartos de baño con los procesados que están juzgando. Y menos con los de la trama política del Caso ERE que está siendo enjuiciada en la sección I de la Audiencia Provincial.

Por ello en el plenillo de la Audiencia Provincial que celebraron el pasado día 23 de febrero para decidir las actuaciones que van a tomar tras la situación de sobrecarga de trabajo, también solicitaron a la Consejería de Justicia, que tiene las competencias en materia de medios judiciales, que habilite unos baños «de uso exclusivo» para el personal de Justicia: jueces y funcionarios. Pero nadie más ajeno a la Justicia.

Según el acta del citado plenillo, al que acudieron los magistrados de las cuatro secciones penales de la Audiencia, han decidido establecer vía directa de comunicación con la Delegación Provincial de Justicia para «gestionar la dotación de aseos de uso exclusivo de los magistrados». Algo que, a juicio de los magistrados, «evitaría que coincidieran en dichos aseos acusados y testigos durante los recesos de la celebración de juicios». Una situación que han calificado de «desagradable» y que se está produciendo en la actualidad.

Chaves y Griñán

De hecho, según han confirmado fuentes judiciales, hace unos días los procesados de la trama política del juicio de los ERE, entre los que se encuentran los dos expresidentes de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves y José Antonio Griñán, coincidieron durante un receso del juicio con uno de los magistrados.

Se trata además de los únicos aseos nuevos que hay, por ahora en la Audiencia de Sevilla ya que las obras de reforma para renovar los antiguos comenzaron por la cuarta planta, donde se celebra el juicio de los ERE. Poco antes de que comenzara el juicio, los magistrados comentaban la «casualidad» de que fuera esa planta la primera en estrenar baños mientras que los del resto de plantas aún no han finalizado las obras.

En ese plenillo, los magistrados, que se habían quejado de la situación de sobrecarga de trabajo que está poniendo en peligro su salud, acordaron no superar los 316 asuntos por magistrado, el límite de módulo de trabajo que establece el Consejo General del Poder Judicial. Un límite que será de 375 asuntos en el caso de la sección IV porque también lleva los asuntos de vigilancia penitenciaria. Los jueces también pidieron la creación de dos nuevas secciones penales. Según dijeron, seríán necesarias siete secciones de cuatro magistrados más una sección bis de tres.