Juan Gómez-Jurado
Juan Gómez-Jurado - ABC
Literatura

Juan Gómez-Jurado: «Estoy completamente enamorado de Sevilla»

El autor español de thriller más leído en el mundo ha presentado en la ciudad su nuevo libro «Reina roja»

SevillaActualizado:

Juan Gómez-Jurado (Madrid 1977) es periodista y autor de novelas de gran éxito que han sido traducidas a más de cuarenta lenguas. «Cicatriz» fue su anterior thriller que se convirtió en el ebook más vendido en España en el año 2016. Acaba de pasar por Sevilla para presentar su nuevo libro: «Reina roja», que en un tiempo récord lanza ahora su cuarta edición.

Dicen que es el mejor escritor de Thriller de Europa...

Hago mi trabajo lo mejor que puedo. Es muy bonito encontrar el reconocimiento de la crítica, además del público. Es bonito pero tampoco me afecta. Iba a seguir haciendo lo mismo que estoy haciendo ahora sin esa etiqueta.

¿Cuál es el secreto de su éxito?

Acostarme tarde, levantarme temprano y trabajar mucho. No hay mucho más secreto para el éxito ni en mi trabajo, ni en ningún otro. La única manera de hacer las cosas bien es dejándote el alma en lo que haces y luego tomarte bastante poco en serio a ti mismo, que para mí es bastante importante también. Por eso decía antes que voy a hacer exactamente las mismas cosas con esa etiqueta o sin ella, porque para lo que yo escribo es para que la gente salte de parada de autobús, o se pase de parada de tranvía o se quede hasta altas horas de la noche leyendo. Para nada más que para poder enganchar a la gente, para que se lo pase muy bien leyendo las historias que escribo.

«Me gusta más trabajar de noche»

¿Alguna manía especial a la hora de escribir?

Sobre todo cerrar muy bien la puerta, encerrarme mucho y aislarme del mundo exterior lo más que puedo. Apagar el teléfono y centrarme mucho en el trabajo. A veces escribo hasta altas horas de la madrugada y me gusta más trabajar de noche que de día. Es la única manía que soy capaz de identificar.

¿Quién es Babs? (dedicatoria)

Mi esposa. Es el diminutivo con el que la conozco (Bárbara). Es el segundo libro que le dedico. También le dediqué «Cicatriz» y me dio mucha suerte. Y no es que sea muy supersticioso, sino que creo que la suerte te tiene que pillar trabajando.

566 páginas y 3 ilustraciones...

En realidad un thriller no lleva ilustraciones nunca, eso es algo canónico. De hecho ha sido como una tradición en el mundo editorial siempre que no debe llevar jamás una novela de misterio/thriller ilustraciones, desde hace muchos años. De alguna forma me pareció muy interesante el poder incluir tres imáganes muy concretas en el libro, referenciando a los protagonistas de la historia que nos llevarán a tres estados de ánimo y a tres situaciones completamente distintas. Es todo lo que puedo decir sin caer en el spoiler. Las tres son obra de Fran Ferriz, un ilustrador alicantino maravilloso que ha sido nominado tres años seguidos a mejor ilustrador del mundo.

También en Hong Kong

Leído en más de cuarenta países...

Esta mañana me han llamado para decirme que han publicado «El paciente» en China. Se trata de un thriller que escribí aquí en España que se publíco en 2014. Me he enterado de que se ha publicado un mes antes de lo previsto porque me ha escrito un sargento de policía de Hong Kong que se lo había leído ya y que le gustaba mucho... no tengo mucha idea de lo que pasa por ahí con mis libros más allá de lo que me van contando los lectores cuando me llegan emails de Macedonia, Estados Unidos o desde donde sea.

¿Se puede vivir solamente de la literatura?

En mi caso sí, pero es un caso extraño.

¿Por qué tres años de silencio?

Me ha costado tres años escribir esta novela porque me ha sido extraordinariamente difícil el conseguir crear el personaje de Antonia Scott y el de Jon Gutiérrez. Desarrollar esa dinámica entre esta pareja que para mí es tan especial y tan importante. Luego te fastidia porque te encuentras a lectores que se leen tu trabajo de tres años en una noche, a veces en una jornada, en unas horas sentado... y piensas «por favor lee más despacio que me ha costado mucho trabajo».

¿En quién te inspiras para construir tus personajes?

Sobre todo en el caso de Antonia, nace de las mujeres de mi entorno. Jon Gutiérrez en mí mismo, ya que es un personaje muy parecido a mí, una persona muy cariñosa, que ama muchísimo la vida. En la contraposición de los dos es cuando nace esa pareja que es una especie de Yin y Yang que se complementan a la perfección precisamente porque son extraordinariamente opuestos.

Cuatro ediciones

Tres ediciones en las primeras dos semanas...

Me acaban de notificar que vamos a la cuarta ya. La tercera ha entrado ya en las librerías y vamos a imprimir ya una cuarta edición en tan poquísimo tiempo. No puedo más que estar agradecido y contento. De todos mis libros es el que éxito más rápido está teniendo.

El ritmo de tus libros puede estar influido por el de las redes sociales

Estoy influido por el ritmo tan intrépido del siglo XXI. Cada vez vamos más rápido. Todo ocurre delante de nuestros ojos a una velocidad tal que muchas veces es imposible de asimilar.

¿Tentado por salir del thriller?

«La leyenda del ladrón» era más una novela de aventuras ambientada en la Sevilla del siglo XVI que un thriller. Fue una experiencia extraordinaria porque amo muchísimo esta ciudad. Pero es que me gusta mucho el thriller. Me encanta como me hace sentir y me gusta mucho hacer sufrir a mis lectores y que estén odiándome cada vez que llegan tarde a trabajar o que se pasan de parada de tranvía...

«Nunca faltan un par de visitas al año»

¿Viene mucho por Sevilla?

Cuando escribía «La leyenda del ladrón», que me llevó casi cuatro años, venía por lo menos dos veces al mes. Ahora tengo menos oportunidades, pero nunca faltan un par de visitas al año. La verdad es que me lo paso muy bien. Aquí tengo muy buenos amigos y me gusta mucho.

¿Cuál es el monumento que más le gusta?

La Catedral. Cada vez que miro esos arbotantes me imagino a Santos de Écija (el protagonista de «La leyendas del ladrón») saltando entre ellos y corriendo a esconderse en los tejados, o cruzando el puente de barcas para saltar a Triana teniendo una lucha de espadas en estas callejuelas tan bonitas que tiene la ciudad. Estoy completamente enamorado de esta ciudad, así que no descartes que vuelva a aparecer en otro de mis libros.