Foto de familia de los premios entregados ayer
Foto de familia de los premios entregados ayer - Juan José Úbeda

Isabel de Léon: «Esta exposición sigue tan viva como el primer día»

La Academia de Bellas Artes entregó ayer los Premios de la LXVII Exposición de Otoño

Sevilla Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La Real Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría celebró ayer en el Salón Carlos III de la Casa de los Pinelo la entrega de premios a los artistas galardonados en la LXVII Exposición Internacional de Otoño, patrocinada por la Fundación Cajasol.

La marquesa de Méritos, Isabel de León, recordó que este año la exposición se ha dedicado a la escultura, «donde ha estado presente la revelación más vanguardista, mezclado con la innovación y el clasicismo. Han concursado 56 escultores, lo que viene a demostrar que esta exposición sigue tan viva como el primer día, donde la decisión de separar la escultura de la pintura fue acertada, pues al exponer independientemente, cada rama de arte tiene su propio protagonismo», dijo.

La presidenta de la Academia recordó a los escultores que «con su prestigio de siglos de antigüedad, os da la mano, para que sea vuestra casa, centro cultural de arte donde vuestros nombres quedarán escritos para siempre formando parte de la historia de esta Real Institución. No olvidéis que el premio es importante, pero el haberse presentado es ya una recompensa, pues sois creadores de arte, contribuyendo a aumentar el patrimonio artístico de esta ciudad que siempre brilló en el mundo y que se llama Sevilla», señaló.

Tras el agradecimiento a los patrocinadores, el secretario general, Fernando Fernández Gómez, dio lectura del Acta del Jurado y se procedió a la entrega de los cinco premios a Augusto Fernández Arana (Premio Real Maestranza de Caballería de Sevilla y Medalla de Oro de la Exposición), Antonio Jurado Corrales (Premio Instituto Británico de Sevilla), Antonio Jurado Chía (Premio del Excmo. Sr. Duque de Alba), Pedro Anía Gérez (Premio de la Fundación Cruzcampo) y Carlos Albert Pérez (Premio de la Fundación Cruzcampo)

A continuación tuvo lugar un recital de Andrés Carlos Manchado López, Catedrático de piano y piano flamenco del Conservatorio Superior de Música de Sevilla, que interpretó su «Concierto Flamenco»: Aire, Tierra y Fuego. El pianista quiso dedicar su concierto a la memoria de la duquesa Cayetana de Alba, que falleció el 20 de noviembre hace ahora cuatro años