Veladores en un bar Sevilla
Veladores en un bar Sevilla - J. M. Serrano

Los hosteleros de Sevilla se defienden frente a los locales sin licencia de bar

Quieren proteger su imagen frente a las tiendas sin licencia de bar, «que no son hostelería, sino competencia desleal»

SevillaActualizado:

La Asociación de Hosteleros de Sevilla y su Provincia reitera su «preocupación» por la competencia desleal en la que «los negocios sin licencia de hostelería utilizan los locales comerciales como si fueran bares, desempeñando así una actividad distinta a la licitada».

Para los responsables de la entidad que representa a 600 asociados de Sevilla y su provincia, «a una panadería se va a comprar el pan. Lo que ocurre es que como en zonas saturadas no se pueden abrir bares, sino solo restaurantes, se están abriendo abacerías, que por licencia son tiendas de alimentación en las que solo hay que presentar un DR (una declaración responsable) y no necesita servicios adaptados, requisitos de movilidad, insonorización o tiro de cocina, por poner un ejemplo, lo que conlleva un coste muy elevado porque la normativa de bares y restaurantes es muy exigente», afirman.

Normativa

Para la patronal de los hosteleros, «hay tiendas de alimentación que dicen que van a vender chacina, paquetes de foie y conservas, y ponen su veladores en el interior donde pasan los clientes para ser servidos y también en la calle. Eso no es hostelería, es competencia desleal que nos está haciendo mucho daño porque cada vez hay más tiendas de alimentación, hornos y panaderías en las que entras y los camareros te sirven dentro del local con sus veladores y te sirven un desayuno, comida o merienda. Es una competencia desleal, a no ser que lo legalices cumpliendo la normativa que exige Urbanismo para poder servir en el interior del local como bar o restaurante», afirman.

La Asociación de Hostelería no quiere perjudicar a nadie, solo «vela por los intereses de los hosteleros y lo único que estamos pidiendo es que cada establecimiento venda lo que le permite su licencia, ni más ni menos. Según la normativa actual, un despacho de pan o una abacería es una tienda de alimentación que puede vender para llevar, no consumir en el local ni tener un camarero sirviéndote una bebida ni una tostada. Hay que saber diferenciar lo que es hostelería y tienda de alimentación». Además, muchas veces si hay gente en la calle ocupando la vía pública ilegalmente se piensa que se trata de algún negocio de hostelería con la consiguiente «mala imagen» que supone para los hosteleros.

Según explican, «lo que le hemos pedido al gobierno municipal es que revisen este tipo de negocios para comprobar que están cumpliendo o no la normativa», dicen.

Ayuntamiento

Afirman que «gracias a las reuniones mensuales que mantenemos con las delegaciones de Medio Ambiente y Urbanismo y con la de Seguridad y Movilidad no ha habido problemas en Navidad. Este jueves nos reunimos con el delegado de Movilidad y con el responsable del Cecop de cara a la Semana Santa y la Feria, para establecer cuáles van a ser las directrices que hay que cumplir para garantizar la seguridad y el buen discurrir en estos dos acontecimientos tan importantes para nuestra ciudad. Por nuestra parte vamos a denunciar a todo este tipo de negocios que en Semana Santa vende alcohol a la calle de manera ilegal, perjudicando tanto a la ciudad como a nuestros negocios que sí cumplen con lo dictado por el Ayuntamiento», señalan desde la asociación.

Más de 5.000 bares

En Sevilla y provincia hay aproximadamente 5.000 bares, de los que 600 están asociados a la Asociación de Hostelería. «Animamos a los hosteleros que aún no se han asociado a que lo hagan», señalan.

«Es fundamental que estemos unidos; de hecho, hemos lanzado una campaña de captación de socios para la asociación. La hostelería es un pilar básico del tejido empresarial, económico y social de nuestra ciudad y debemos reivindicar nuestro papel. Sevilla no estaría viviendo este gran momento turístico sin nosotros, los responsables de la riquísima variedad de oferta gastronómica que existe, porque en Sevilla se come muy bien pero sobre todo se come diferente», añaden. La cultura «del tapeo, el ambiente, las barras, la profesionalidad… han hecho que la oferta gastronómica sea el tercer aspecto más valorado de los turistas que nos visitan», afirman.

Según sus reponsables, la Asociación de Hostelería está para defender los intereses de la hostelería de la ciudad y la provincia, resolver los problemas de los asociados y conseguir que se tenga en cuenta la opinión de los hosteleros en todos los foros importantes de nuestra ciudad en materia turística, de seguridad y convivencia», afirman.

«La ordenanza lo permite»

Manuel regenta una panadería con licencia para veladores en una céntrica calle de la ciudad y frente a las demandas de los hosteleros, afirma que «todos conocemos la normativa. Hay que informarse de las ordenanzas antes de la apertura de cualquier tipo de negocio ya que el hecho de vender en el interior o para la calle, o las horas de aperturas, también dependerán del tipo de licencia que se obtenga. Si tienen veladores, es porque la ordenanza lo permite y por ello pagas tus licencias al Ayuntamiento», afirma.

Sobre el hecho de abrir una panadería como opción para disfrutar de un bar en zonas saturadas, Manuel afirma que «no sería una forma habitual para saltarse las zonas saturadas, sino que son negocios distintos, ya que son zonas que están muy restringidas».

Entiende también que las exigencias sean distintas, «como lo son los productos que nosotros podemos ofrecer al público. Todos conocemos la normativa pero no depende de mí que todos la cumplamos o no, igual que ocurriría con los propietarios de bares», afirma.