Miguel Ángel Castro en su despacho de la Universidad de Sevilla
Miguel Ángel Castro en su despacho de la Universidad de Sevilla - J.M.SERRANO
Universidad de Sevilla

Castro defiende la gestión de la US en el máster investigado por financiación con dinero de los ERE

Afirma que no hubo irregularidades en la solicitud de ingerso del socialista Carmelo Gómez

SevillaActualizado:

El rector de la Universidad de Sevilla, Miguel Ángel Castro, ha defendido la gestión de la institución que preside, en colaboración con la Justicia, a raíz de la investigación abierta en la causa de los expedientes de regulación de empleo (ERE) fraudulentos por la financiación con fondos de los ERE de un máster de la universidad, asegurando, en base a una investigación interna, que «no hubo irregularidades» en cuanto a la tramitación de la solicitud de ingreso a este curso del exparlamentario andaluz y miembro de la Ejecutiva del PSOE-A Carmelo Gómez.

En declaraciones a los periodistas en un desayuno informativo para hacer balance de sus tres años de mandato, el rector fue preguntado por las presuntas «irregularidades» de este curso, en concreto, el Máster de Gestión de Asociación Sin Ánimo de Lucro del Centro de Formación Permanente de la US.

Castro explicó que la Justicia investigaba si hubo fraude en la financiación del curso y que cuando la cantidad cuya regularidad era puesta en duda, un total de 30.000 euros, fue solicitada, se devolvió, pero como también «se suscitaba la duda de si había personas -en alusión a Carmelo Gómez- que hacían este máster y si tenían los títulos para hacerlo y habían pagado las becas correspondientes», la US encargó una investigación interna.

Añadió que ese título «se ofertaba en dos modalidades», como máster y como curso especialista, que era «una fracción del máster», así como que «los requisitos de acceso han ido cambiando». Así, ha expresado que «cuando esto ocurre», en el curso académico 2007/2008, «la reglamentación de acceso no exige titulación y las personas que lo habían hecho figuran para entrar por la parte del curso de especialista».

De esta forma, ante la afirmación de Gómez en su declaración como investigado en la que decía no haber cursado nunca ese máster, el rector explicó que «en la US consta un papel con una rúbrica que coincide aparentemente con la de esta persona», con unos datos personales en la solicitud de ingreso, por lo que afirmó que «nadie hizo un título para el que no tuviera documentación, eso es rotundamente falso».

El rector consideró que este hecho lo dirimirá la jueza encargada de la investigación del caso, María Núñez Bolaños -titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla-, y que «respecto de una persona que dice que no lo hizo, nosotros tenemos el papel».

Respecto a la cuestión de cómo se financiaban los estudios los alumnos, se ha remitido a un acta de la comisión académica del curso que detalla «a quién se le becaba y a quién no» y ha sentenciado que «todos los papeles en este sentido están en regla. La comisión académica actuó de acuerdo con la norma, las personas que se habían apuntado tenían los requisitos de aquel momento y el dinero se devolvió».