El alcohol perjudica a las gestantes
El alcohol perjudica a las gestantes - ABC
Sanidad

Al 50% de las embarazadas no les informan de los efectos del alcohol

Un estudio del Hospital Virgen Macarena de Sevilla revela que el consejo médico no llega a las gestantes

SevillaActualizado:

Los datos son de 2016, pero no dejan de ser preocupantes. Alrededor de un 40% de españolas embarazadas consume alcohol durante el primer trimestre y un 17% lo sigue haciendo en el último. «La cifra de mujeres consumidoras de alcohol durante el embarazo, para el alto riesgo que supone, es muy elevado. No existen estudios en España que informen sobre la percepción de las mujeres embarazadas sobre el consumo. Sin embargo, a nivel internacional sí que existe más información», subraya Isabel López-Pinto Olalquiaga, autora del estudio Consumo de alcohol durante el embarazo: la perspectiva de las mujeres, que data de mayo del pasado año (Universidad Pontificia de Comillas).

Tras las continuas advertencias de organismos oficiales —a Organización Mundial de la Salud (OMS) puso en marcha en 2010 el plan de Estrategia mundial para reducir el uso nocivo del alcohol como respuesta a la preocupación del consumo mundial— y de otras plataformas domésticas como el Plan Nacional sobre Drogas (PND), parece que la información y recomendaciones en contra del uso y abuso del alcohol por este colectivo «no llega» de forma clara.

Así lo pone de manifiesto un estudio de investigación realizado a partir de entrevistas a 426 embarazadas en el hospital Virgen Macarena, que revela que los consejos médicos sobre el consumo de alcohol son «insuficientes» o no son considerados como prioritarios.

En este análisis pormernorizado realizado por investigadores del Macarena, Universidad de Huelva, Hospital Clínico y Universidad Autónoma de Barcelona, el 43% de las entrevistadas afirmaron no haber recibido consejo sanitario alguno al respecto y sólo el 43,5% dijo que habían recibido el mensaje correcto (no beber absolutamente nada de alcohol durante el embarazo) por parte de la matrona, el 25% por el obstetra y el 20,3% por el médico de atención primaria.

«Las embarazadas con menor nivel educativo fueron las que menos refirieron haber recibido asesoramiento sanitario sobre el tema», subrayan los autores.

Esto puede deberse –según comenta Ramón Mendoza, catedrático de Psicología Evolutiva y de la Educación de la Universidad de Huelva— «a que las gestantes con mayor nivel educativo adopten una postura más activa a la hora de recabar información sobre este u otros temas».

«Es también posible —siguió— que la relación médico-paciente sea ligeramente distinta en función del nivel educativo de las personas atendidas. El estudio que hemos realizado sí ha detectado diferencias relevantes en el recuerdo del consejo sanitario recibido sobre el consumo de alcohol en el embarazo, en función del nivel educativo de la embarazada, pero no podemos establecer con precisión cuáles son las causas de esas diferencias».