La Catedral y el Alcázar de Sevilla han batido sus récords de visitas en 2016

Hasta el puente de la Inmaculada, entre ambos monumentos sumaron más de 3,1 millones de visitantes, refrendando su primacía turística

La Giralda de Sevilla, torre vigía de la ciudad

AURORA FLÓREZ
SevillaActualizado:

Antes de acabar el recién terminado 2016 la Catedral y el Real Alcázar, en la milla de oro patrimonial de Sevilla, ya habían batido sus máximos históricos de visitantes refrendando su prevalencia como mayores reclamos turísticos de una ciudad en la que el resto de su atractivo monumental y museístico sigue sin ser explotado en su justa medida, aunque se den casos excepcionales, como el del Palacio de las Dueñas, que ya ha superado las 120.000 visitas desde su apertura el pasado marzo.

Tras el puente de la Inmaculada, la Catedral había acumulado ya 1.565.723 visitas frente a las 1.559.986 entradas del total de meses del año anterior, en el que ya batió el récord de la última década. En este periodo temporal, la Seo, monumento ejemplar en su capacidad de autofinanciación y que refrenda su uso primordialmente religioso frente a cualquier otra actividad cultural, ha ingresado 10.699.262 euros, más de un 33 por ciento de los cuales son la principal fuente de financiación de la Archidiócesis.

Del total de visitas contabilizadas hasta el 9 de noviembre, 1.047.476 corresponden a entradas normales, con precio de 9 euros; 317.995 a entradas reducidas, para pensionistas y estudiantes de hasta 25 años, que cuestan 4 euros, y 200.252 a entradas gratuitas, a las que tienen derecho residentes en la Diócesis, menores de hasta 14 años acompañados por un adulto, discapacitados con grado superior al 65% —con acompañante gratuito cuando sea requisito indispensable— y desempleados. Octubre ha sido, por el momento, el mejor mes del año, con 183.216 entradas e ingresos de 1.288.679 euros.

En el marco de la enorme atracción generada por la Catedral hay que reseñar muy especialmente la celebración de la espléndida muestra de arte sacro y catequesis «Misericordiae Vultus» («El rostro de la Misericordia»), contemplada por casi un millón trescientas mil personas, que pudieron acceder a ella de forma gratuita entre febrero y octubre.

La entrada general a la Catedral da derecho a la visita de la iglesia colegial del Salvador, que en el mismo periodo de tiempo recibió 168.174 visitantes e ingresó 557.970 euros.

Por su parte, el Real Alcázar sumó en estos once meses 1.516.946 visitas, logrando en noviembre 102.719, el mayor número en tal mes como ese de toda su historia. A la cifra se une la de los 27.071 visitantes que eligieron visitar el conjunto monumental, que ha alcanzado la cifra de 1.544.017 visitas antes de cerrar diciembre. En 2015, el Alcázar, que prevé cerrar el año superando los 1,6 millones de visitantes, fue recorrido por 1.520.322 personas. De enero a noviembre, los ingresos han ascendido a 9.999.202 euros, de ellos, 8,41 millones en taquilla y 1,57 millones on-line. Este espacio monumental formado por varios recintos que siguen el hilo del tiempo, que aúna estilos arquitectónicos y a arte y único palacio real en uso de Europa, se ha convertido en los últimos años en referente con distintas actividades que, a la vez que atraen público, constituyen un excelente agente difusor del monumento. Como novedad, en el último año se lanzó una aplicación virtual pedagógica para escolares, con recorrido por el monumento. Hubo actividades para todas las edades de música —a «Las Noches en el Alcázar» asistieron un total de 30.522 personas—, literatura, jardinería y restauración patrimonial, las aulas didácticas de verano, o las propiamente navideñas , como «Mi palacio de invierno», entre otras.

Por su parte, el Archivo de Indias, tercer monumento con la Declaración de Patrimonio de la Humanidad de Sevilla, sigue una línea ascendente en cuanto a visitas, tanto de grupos programados como fortuitos, que pueden acceder gratuitamente a este edificio de innegable valor histórico y arquitectónico, que merecería una mayor difusión, la que sí consigue con notable éxito cuando acoge exposiciones del calibre de la de «El último viaje de la fragata Mercedes», inaugurada a finales noviembre de 2015 y clausurada en mayo de 2016, que cosechó 182.923 visitantes durante sus seis meses de apertura. Hasta cerrar noviembre de este año, los visitantes han sido 255.053, una cifra que lo sitúa entre los más visitados de Sevilla.