Huelga de taxistas celebrada el pasado 17 de noviembre
Huelga de taxistas celebrada el pasado 17 de noviembre - M.J.LÓPEZ OLMEDO
Transporte

El Ayuntamiento de Sevilla se alinea con los taxistas y su petición de un tiempo de espera para los VTC

Pide, sin embargo, que sea el nuevo Gobierno andaluz quien lo regule y lo aplique en toda Andalucía

SevillaActualizado:

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Sevilla está a favor de que se establezca un período mínimo de precontratación para los vehículos de alquiler con conductor (VTC) —de una hora, en el caso de Barcelona— pero dentro de una regulación autonómica que se aplique a toda Andalucía.

La pretensión municipal es que sea el nuevo Gobierno andaluz, que tomó posesión el pasado martes, el que asuma la gestión del conflicto en el sector del transporte urbano y lidie con el desgaste político de un nuevo marco normativo que no podrá contentar a todos y dejará inevitablemente vencedores y perdedores.

En la reunión mantenida el pasado martes con representantes de las tres asociaciones mayoritarias del sector del taxi en Sevilla (Unión Sevillana, Solidaridad y Elite), el delegado de Movilidad y Seguridad, Juan Carlos Cabrera, hizo oficial la postura del Ayuntamiento y que concide, en líneas generales, con las peticiones de los taxistas y se muestra contraria a la expansión de los VTC.

Cabrera considera que las restricciones planteadas por el Ayuntamiento de Barcelona, ciudad en la que podrían suspender sus actividades Cabify y Uber (de confirmarlas la Generalitat catalana), «se ajustan a la legalidad».

La percepción municipal de este conflicto parece ser que dos multinacionales tratan de someter al gremio tradicional del taxi con «una competencia desleal». Representantes de este sector destacan en los medios de comunicación y las redes sociales durante los úlimos días los bajos salarios de los conductores de Cabify y Uber y jornadas laborales de doce horas diarias.

Premios Goya

Para evitar que se repita el próximo 2 de febrero en Sevilla, día de la celebración de los premios Goya, un boicot como el protagonizado por este colectivo en Madrid durante la inauguración de Fitur, Cabrera prometió a los taxistas sevillanos el pasado martes que los organizadores del evento cinematográfico no contratarán VTC y sí los servicios del taxi convencional.

Lo ocurrido ayer en Ifema es un aviso para navegantes de lo que podría suceder en Fibes el sábado de la semana próxima, y el delegado municipal informó a los taxistas de que la Policía Local ha realizado mil cuatrocientas intervenciones contra las VTC, de las que menos de un centenar finalizaron en denuncia y apenas treinta en captación ilegal.

Los representantes del sector están convocados de nuevo a otra reunión en el Ayuntamiento el martes de la semana próxima.