obituario

Muere el Sabio de Tarifa

El ganadero, empresario y conocido por su participación en los programas de Jesús Quintero, ha fallecido a los 69 años

Actualizado:

Juan Luis Muñoz Alonso, el 'Sabio de Tarifa', ha fallecido esta tarde a los 69 años de edad, según ha confirmado su hija Elena. El Sabio de Tarifa nació en Facinas en 1943 y dedicó gran parte de su vida al negocio de la restauración y la venta de jamones. Pero, sobre todo, Muñoz Alonso era conocido por sus apariciones en televisión, donde hacía gala de su fino humor y de su ingeniosa filosofía de vida. Sus intervenciones con Jesús Quintero en sus programas 'El Vagamundo' y 'Los ratones coloraoseran muy seguidas'.

Su vida

Faltaban sólo tres días para finalizar el verano de 1943 cuando en la Entidad Local Menor de Facinas una asturiana llamada Josefina Alonso daba a luz a un niño, segundo fruto de su matrimonio con don José Muñoz, vejeruco de nacimiento y que por aquel entonces residía en la aldea de la Divina Pastora en donde desempeñaba sus funciones como sargento de Infantería.

Juan empezó a trabajar vendiendo pasteles en el cine, luego estuvo guardando cerdos (de ahí su afición por estos animales), e incluso antes de llegar a residir a Tarifa trabajó de camarero en la tasca de Pepe Moreno, donde ganaba una peseta diaria. Once años contaba cuando llegó a Tarifa, ya que su padre comenzó a trabajar en el Ayuntamiento tarifeño como policía local y entonces Juan Luis se convirtió en dependiente de tejidos al entrar a trabajar en Casa Villanueva.

Corría el año 1959 cuando escucha la llamada divina y se marchaba al Convento del Corazón de María, en Jerez de los Caballeros (Badajoz), donde permaneció durante dos años y medio, volviendo de nuevo al comercio que los señores Villanueva tenían en Tarifa, donde estuvo hasta el año 1963, en el que se independizó al instalar el bar 'El Coto' en la calle de la Luz. Dos años más tarde montó un pequeño establecimiento de comestibles en la calle Santísima Trinidad y finalmente en el año 1968 instaló el actual bar que mantiene en la calle de San Francisco, que en el año 1980 amplió con el comedor del edificio de enfrente.

En el transcurso de toda esta dilatada vida y desde el año 1965 se dedicaba a la cría del cerdo, para lo que contó en estos menesteres con su hijo Juan y con un amigo que le ayudó durante doce años y al que Juan Luis nunca olvidó, Antonio Canas Canas, conocido por 'El Polaco', quien estuvo al cuidado de estos animales en el sitio conocido por El Ombligo, donde Juan Luis también tuvo una venta. «El cochino lleva con nosotros más de 6.000 años y no ha hecho más que darnos alegrías», contaba a LA VOZ hace unos años.«Los militares me enseñaron a tirarle bien al blanco y también soy un apasionado de la pintura italiana: de Tintoretto». Desde que se operó del corazón, decía que tenía que ciudarse. «¡El humor es la antorcha de la vida!», decía.

Mañana será el sepelio a las 17.30 horas en la parroquia de San Mateo de la localidad tarifeña.