Sociedad

Partituras en clave femenina

La gaditana Dolores Serrano Cueto participa en el taller de creadoras del Festival de Música

CÁDIZ.Actualizado:

«Si conseguir que nos programen es complicado, estar al mismo nivel de estrenos que los hombres se hace casi imposible. Aun así, creo que lo estamos consiguiendo», cuenta la profesora y compositora gaditana Dolores Serrano Cueto. Ella, junto a otras doce mujeres, participa mañana en el taller que el Festival de Música Española de Cádiz dedica a la creación musical contemporánea, exclusivamente en femenino. Un foro en el que autoras de la talla de Carme Fernández-Vidal, Pilar Jurado, Consuelo Díez, Iluminada Pérez, Marisa Manchado o Teresa Catalán, entre otras, muestran sus inquietudes y participan en la revista científica 'Papeles del Festival', donde podrán publicar el resultado de sus investigaciones. Asimismo, este encuentro les da la posibilidad de editar sus partituras, grabar sus propios trabajos discográficos y estrenar sus obras, algunas de ellas para orquesta (como el homenaje a Manuel Castillo), órgano y voz, flauta y marimba, de anteriores certámenes.

En esta ocasión, la arpista Cristina Montes presentará por primera vez las obras surgidas de la mesa de trabajo de la anterior edición del Festival, en la sede de la Diputación Provincial. Una de estas piezas, 'Caminos rasgados', la firma Dolores Serrano Cueto, una de las pocas gaditanas que brillan en la composición nacional. Esta, «por vocación», profesora de Música y Movimiento, Piano y Lenguaje Musical en la Escuela Municipal de Danza de San Fernando desde hace 14 años, tiene en su haber más de 60 partituras propias. En los últimos tiempos se le ha multiplicado el trabajo y la calidad de los encargos. Una agenda que va a llevar su música a París y Madrid en los próximos meses.

En Radio Clásica

El estreno más inmediato, el de mañana, es además su bautizo en la composición para arpa. Serrano Cueto ha partido del sonido creado por un colega virtual de Santander. «He manipulado ese audio, me he dejado llevar por esa música, como un compañero más. No es algo muy contemporáneo, aunque suene a chill out. Es un diálogo entre el audio y la amistad, imita a la guitarra, de todo esto viene lo de 'Caminos rasgados'», explica la autora, que colabora con el festival desde hace seis años.

Aún más ambicioso es el debut de enero. El pianista Diego Fernández Magdaleno -Premio Nacional de Música 2010- estrenará en la capital francesa su obra 'GloSavall', una «sorpresa» con la que se homenajea al reconocido músico catalán Jordi Savall.

Además, el Cuarteto Cavatini encargó hace meses a la gaditana una obra, 'Palabras, solo palabras', que interpretará junto al pianista Aurelio Viribay en el Teatro Monumental de Madrid. Será el 17 de marzo, en un concierto que será retransmitido en directo por Radio Clásica, de Radio Nacional de España.

Aunque reconoce que empezó relativamente tarde en la composición, la profesora gaditana tiene ya un currículo de prestigio. Titulada por el Conservatorio Superior Manuel Castillo de Sevilla en Piano, Solfeo y Repentización, Armonía y Composición, Serrano Cueto ha colaborado como pianista y compositora en obras de teatro y conciertos de música de cámara, ha organizado diversos conciertos didácticos y familiares, algunos estrenados dentro del Festival de Música Española de Cádiz. Sus obras se han estrenado o programado en el Ciclo Música y Músicos de Costa Rica; Festival de Música de Getxo,Festival Illes Balears, XXI Encontre Internacional de Compositors; Ciclo Diálogo entre Francia y España de París, RadioFarolito Costa Rica, entre otros muchos.

Tacita a tacita, Dolores y sus colegas van abriendo hueco a las que escribirán el futuro de la música española. Rompen un techo de cristal que las ha mantenido sometida pero, insisten, «no queremos hacer nada al margen de los hombres, queremos que colaboren».

Dolores Serrano Cueto, en su rincón del sur, enseñando a los más pequeños el lenguaje musical, experimentando y cumpliendo encargos cada vez más altos, es un ejemplo. El talento no ocupa lugar y, mucho menos, entiende de género.