Francisco Silva acompaña a Manuel Vázquez en las protestas. :: C. C.
Ciudadanos

El bombero de San Fernando sigue en huelga de hambre pese a perder el conocimiento

SAN FERNANDO.Actualizado:

Tres días sin comer pasan factura. Manuel Vázquez, el bombero en huelga de hambre por lograr mejoras en el preacuerdo del convenio colectivo, ya ha tenido el primer susto al perder el conocimiento debido a una bajada de tensión. A pesar de los intentos de los servicios sanitarios para que comiera, Vázquez continúa sin probar bocado, aunque ha intensificado la dieta de líquidos que mantiene. «Yo de aquí sólo me voy cuando no tenga fuerzas y no haya más remedio. Mientras tanto aguanto con la certeza de que si dejo mi puesto otro ocupará mi lugar».

Precisamente, un nuevo compañero del cuerpo isleño ha decidido ponerse en huelga de hambre, tras vivir los angustiosos minutos del desmayo de Vázquez. Francisco Silva se convierte de esta manera en el cuarto bombero en esta circunstancia junto a Manuel Martín en Algeciras y uno más en Jerez. «La idea es seguir hasta que se llegue a un acuerdo y hay compañeros para completar el ciclo. Los relevos están listos y todos muy mentalizados. Lo cierto es que aquí en San Fernando están muy pendientes de mí y ahora también de Francisco», afirmó Vázquez.

Estas protestas se unen a la de los bomberos encerrados desde el jueves en la sede de la central del Consorcio Provincial de Bomberos en Cádiz que ya han manifestado su intención de permanecer en el edificio hasta obtener una respuesta «satisfactoria».