La asamblea llevada a cabo esta mañana./La Voz
INDUSTRIAS | situación financiera

Delphi anuncia el cierre de la planta de Puerto Real por pérdidas operativas

Actualizado:

Delphi Automotive Systems España, S.L., la entidad legal de Delphi, ubicada en Puerto Real, informó hoy a los representantes laborales de que tras un exhaustivo análisis de la situación financiera, legal y de negocio y tras intentar encontrar otras alternativas se ve obligada a cerrar la fábrica.

Según explicó la empresa, la planta de Puerto Real, que tiene unos 1.500 trabajadores, ha incurrido en pérdidas operativas significativas durante los últimos cinco años (por un importe total de 150 millones de euros), además de sufrir altos costes y ser incapaz de atraer nuevos contratos de negocios de manera competitiva.

Además, los productos fabricados en la planta (direcciones, suspensiones y rodamientos) se han identificado como líneas de producto "no esenciales", dentro de la gama de productos de la casa matriz.

Delphi Automotive Systems Holdings, Inc. no puede justificar proveer más apoyo financiero para las líneas de producto "no esenciales" que continúan generando pérdidas, señala en el comunicado, en el que indica que "es consciente del impacto que el cierre de la fábrica supondrá entre sus empleados, clientes, proveedores y diferentes agentes implicados".

La compañía anunció que desea empezar inmediatamente un diálogo con los representantes de los trabajadores, la administración y las instituciones públicas correspondientes, para alcanzar un acuerdo adecuado y de ese modo, evitar la reducción de los limitados recursos disponibles.

El 31 de marzo de 2006, Delphi definió su estrategia para preparar la vuelta a beneficios por medio de un proceso de reestructuración global.

La diversificación o cierre de ciertas líneas de negocio, incluyendo las que se fabrican en la planta de Puerto Real, forma parte del plan de reestructuración de la compañía.

"A pesar de los esfuerzos realizados", la compañía dice que no se ha encontrado un futuro para la fábrica y Delphi Automotive Systems España, S.L. no dispone de fondos adicionales para absorber las continuas pérdidas de la planta de Puerto Real.

Finalmente, la empresa indica que "debido a las pérdidas continuadas y a la falta de perspectivas de negocio futuro", la planta de Puerto Real no ha podido ser incluida en la venta a nivel mundial del negocio de direcciones.

Otros detalles de la venta y el acuerdo de compra de la división de Direcciones de Delphi permanecen confidenciales hasta su presentación ante la Comisión de Quiebras de Estados Unidos (US Bankruptcy Court)

"Ante la falta de alternativas, hoy la compañía ha puesto en marcha los procedimientos necesarios para cerrar la fábrica", agregó.