El presidente del PP, Mariano Rajoy (2i), y el candidato número uno del PP a las elecciones europeas, Jaime Mayor Oreja (c), acompañados de la vicesecretaria de Organización del PP, Ana Mato (i), y el presidente de Nuevas Generaciones del PP, Nacho Uriarte (2d), durante el acto de presentación de la imagen y el lema de la campaña de Nuevas Generaciones para las elecciones europeas este domingo en Madrid. / Efe
ESPAÑA ANTE LA CRISIS

Rajoy acusa a Zapatero de impedir el acceso de los jóvenes a la vivienda por su «ladrillazo»

El presidente del PP reclama "una reforma laboral que apueste por una contratación indefinida" en lugar de impulsar medidas como la de los 400 euros

EUROPA PRESS |
MADRIDActualizado:

Fin de semana de actos preelectorales tanto del presidente del Gobierno como del jefe de la oposición. Los de uno y otro han estado marcados por la crisis. Zapatero ha defendido las nuevas recetas y Rajoy ha cuestionado que vayan por el buen camino. El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, ha calificado de "ladrillazo" las últimas medidas adoptadas por el Gobierno en materia de vivienda, como la eliminación de la deducción fiscal por la compra de un piso a partir de 2011, y ha asegurado que el presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, "no convence a nadie" ya que "tenía la confianza de mucha gente y la ha dilapidado".

En un acto de Nuevas Generaciones del PP en Madrid y acompañado del candidato 'popular' a las elecciones europeas, Jaime Mayor Oreja, Rajoy ha afirmado que "Zapatero cree que todo se arregla dando billetes" cuando "lo más importante es el empleo, la educación, la vivienda, la ayuda a los emprendedores, Internet y las nuevas tecnologías". De este modo, destacaba que las últimas medidas anunciadas por el Gobierno están basadas en el "corto plazo, en la media hora siguiente, en la improvisación y en salir del paso" e insistía en que los bancos, los inversores y los consumidores "desconfían" al tiempo que también "se ignora a los emprendedores".

Apuesta por la contratación indefinida

A su juicio, el objetivo para los próximos meses es "afrontar la crisis, acabar con el paro y crear trabajo", para lo que ha pedido hacer "una reforma laboral que apueste por una contratación indefinida" en lugar de impulsar medidas como la de los 400 euros, que ha calificado de "la colosal chapuza de Zapatero" a la que no accedieron los españoles con menos ingresos.

En cuanto a otras medidas sociales, advertía que "la educación no es un problema de ordenadores" sino de "calidad, esfuerzo y trabajo" y ha criticado que las niñas de 16 años puedan abortar sin el consentimiento de sus padres, que "son quienes más les quieren en esta vida y más les podrían ayudar" en estas situaciones.

Ante gritos de "presidente, presidente" de un centenar de jóvenes, Rajoy también insistió en "defender los intereses de los españoles" en Europa donde, según su opinión, la crisis no es tan grave como en España. "Algunos se creen que a Europa se va a repartir abrazos y hacerse el simpático", ha señalado el líder de la oposición, que ha defendido las políticas de Francia o Alemania que apuestan por "la libertad, la dignidad, la estabilidad económica y solidarizándose con las personas a las que la vida se le ha puesto difícil".