ENCADENADA. Cervera, en su polémico acto de protesta. / LA VOZ
Sociedad

Carmen Thyssen y Gallardón llegan a un consenso sobre las obras de Recoletos

La baronesa ha conseguido que el alcalde ceda en su propuesta y finalmente se mantendrán dos carriles para automóviles y uno de autobuses frente al museo

Actualizado:

El Museo Thyssen y el Ayuntamiento de Madrid han alcanzado un acuerdo sobre la remodelación del eje Prado-Recoletos, según anunciaron ayer ambas partes, que implica mantener en superficie dos carriles para automóviles y uno de autobuses junto a la acera ampliada de la pinacoteca.

El ministro de Cultura, César Antonio Molina, quien ha propiciado la reunión entre ambas partes, anunció un acuerdo inminente, que posteriormente ha sido confirmado por el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz- Gallardón y la Fundación Colección Thyssen-Bornemisza.

Dos alternativas

A primera hora de la tarde, fuentes del Thyssen informaron en un comunicado que la reunión entre los técnicos de ambas partes tuvo lugar el pasado 5 de diciembre y en la misma se estudiaron dos posibles alternativas para el eje Prado-Recoletos. Según las mismas fuentes, la mejor opción para el Museo sería suprimir «al máximo» el tráfico rodado, dejando dos carriles de bajada, lo que consideran suficiente para atender las necesidades del Thyssen, así como del tráfico local y de las calles adyacentes. Sin embargo, «con el ánimo de facilitar el acuerdo y una solución que permita salvaguardar las necesidades mínimas» del Museo, la Fundación propuso mantener en superficie dos carriles de bajada para automóviles y uno para autobuses, adyacente a la acera ampliada, opción que contó con el apoyo de todas las partes.

Molina, en un desayuno informativo convocado por Nueva Economía Fórum, aseguró que había hablado con la baronesa para informarle sobre el acuerdo al que habían llegado los técnicos, y puntualizó que la propuesta se conocería «entre hoy y mañana».

Por su parte, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz- Gallardón, confirmó ayer, en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal de su gobierno, el principio de acuerdo alcanzado con el Patronato de la Fundación Thyssen sobre el proyecto de reforma del eje Prado-Recoletos.

El alcalde de Madrid explicó que el proyecto definitivo se modificará para llevar los carriles en sentido norte por el lado contrario al Museo una vez superada la plaza de Neptuno, lo que considera «una gran solución».

Aunque aún se está pendiente de «materializar y articular» este acuerdo, según Ruiz- Gallardón la nueva alternativa se parece más al proyecto anterior que al último presentado, y permitirá ampliar más la acera junto a la entrada al Museo sin modificar el Salón del Prado, manteniendo, además, la «protección integral del arbolado».

Por otra parte, el máximo responsable de Cultura ha explicado que está en conversaciones con la baronesa para que el Estado español adquiera los más de 250 cuadros de su colección privada, que el Estado tiene en depósito sin ningún tipo de compensación económica hasta el año 2011.

«A mí me gustaría resolverlo antes del 2011», ha afirmado el ministro, quien ha puntualizado que ya se está «en esa vía» y ha precisado que ese acuerdo sería a cambio de una aportación económica a la baronesa «de manera inmediata o con los años» para que esos cuadros pasaran a ser propiedad del Estado español «de forma definitiva».