Sergio Ramos remata de cabeza rodeado de jugadores de Osasuna
Sergio Ramos remata de cabeza rodeado de jugadores de Osasuna - ÓSCAR DEL POZO
Real MadridOsasuna
Real Madrid 5 94 2 Osasuna
  1. Cristiano Ronaldo 5'
  2. Danilo 39'
  3. Sergio Ramos 45'
  4. Pepe 55'
  5. Modric 61'
  1. Oriol Riera 63'
  2. David García 77'
Pincha en el marcador para delplegar

Real Madrid-OsasunaZidane iguala a Miguel Muñoz

El Real Madrid golea con facilidad a un débil Osasuna y suma quince victorias ligueras consecutivas

Actualizado:

Zidane iguala el récord de Miguel Muñoz. Es decir, de la flor a la flor y quince victorias consecutivas en Liga para un Madrid en estado de euforia y levitación.

Yendo al estadio, un niño, viendo la calor que se le venía encima, le preguntó a su padre: «Papá, ¿pondrán aire acondicionado?». Y el padre no se atrevió a negarlo. Es lo que le falta al Bernabéu. El microclima. Y no se descarta del todo que pudiera hacerse posible.

Osasuna dejó ver al inicio la belleza meramente teórica y antigua de un 5-3-2. Era como un cangrejo paralizado ante la olla, como un laurel de Fred Perry hecho de chistorras. Duró eso, lo que la foto. Estaba tan reciente el derbi de Manchester que la diferencia de ritmo era escandalosa. Era pasar de Beyoncé a un chotis de Olga Ramos.

La incertidumbre, lo hitchcockiano, le duró al partido cinco minutos. Danilo lanzó un balón a Bale, en el límite del fuera de juego, y Bale se la dejó a Cristiano con total tranquilidad. Le dio tiempo a establecer una asamblea consigo mismo sobre qué pie y qué parte del mismo utilizar. 1-0 y un partido sin tensión alguna. Al descanso, el Madrid tenía un 60% de posesión y sin quererla.

Un ejemplo de cómo era el partido: en el 14, Bale cometió un error que regalaba una contra al rival. El error no solo no penalizó al Madrid, sino que fue autorredimible, él mismo lo pudo corregir llevándose encima una ovación. Resonaban las palabras del entrenador visitante el día anterior: «Hemos venido a disfrutar». Se ha realizado en el fútbol español ese canto multitudinario y báquico del «resultado nos da igual».

Ni había cerrojazo, ni auténtica presión. Ni juego duro, ni una voluntad clara de romper el estado de las cosas. Esa conformidad general con lo que ha tocado en el reparto es la sensación que transmite la Liga, y lleva a lo lúdico, al fin de semana, una sensación de que todo está asignado y es inamovible. Así las cosas, hay que evadirse de la propia evasión de la realidad. Porque la Liga está tan claramente determinada como la semana laboral.

En cuanto al juego, el Madrid se quedó en «modo ausente» media hora. Kovacic hizo alguna de sus diagonales sin terminación, Nacho estuvo bien en el lateral, y Modric empezó a ser el mejor. Ha creado un pasillo por su zona lleno de posibilidades, de diálogos, es como si urbanizara toda esa parte del campo. De él salieron las contras que acabaron de rematar el partido. En esos minutos, y pensando en la reciente sanción al Madrid, vimos claro que durante los próximos 24 meses a este equipo lo vamos a conocer mejor que a nuestras respectivas o respectivos.

El juego era soporífero. Hasta el dron se despistaba. El mayor rival de todos era el sol. Pero el Osasuna aún llegaba sostenido por una fe débil, realmente débil, un hilillo de fe que sólo inquietó en el 36, con un remate de cabeza de Unai García al larguero. Se oyeron unos tímidos silbidos en los sectores más exigentes que aún no se habían derretido. Y efectivamente, a la jugada siguiente, en un asedio casi infantil, el balón le llegó a Danilo para rematar el 2-0.

En el 45, aún llegaría el gol de Ramos de córner. La estampa clásica: el lateral elevado sobre todos los rivales con un gesto heroico de general a caballo en el momento de girar su cuello.

El partido se fue al descanso deshuesado, loncheado y abandonado a un sol de justicia, pero de justicia de la del Antiguo testamento. Hubo gente que se puso la revista del Madrid como gorro de Napoleón y única protección contra la realidad ultravioleta.

La segunda parte se despertó con otra virguería de Modric saliendo del relativo marcaje de dos osasunistas. Hubo unos minutos de llegadas de Danilo, aceptado ya por el siempre exigente público del Bernabéu. Pero el tono del partido era el mismo. El Madrid está entre una Liga de atrezzo y una Champions a medio hacer, mientras los ingleses tienen ya el Brexit de la Premier.

Hubo unos meritorios controles de Morata y poco más hasta el 4-0 de Pepe: remate de córner e intervención poco feliz de Nauzet Pérez, el sufrido portero visitante.

Incluso hubo algunos minutos visibles y reales de Kovacic. Pero el partido, en un país tan ferozmente igualitarista, resultaba casi obsceno. Era un ejercicio de dominación, pero en cuero blanco. Cómo sería que esperando a la BBC marcaron los defensas. Y no lo hizo Nacho, convertido en extremo ese rato, porque aún le puede un escrúpulo de jerarquía y se la pasaba a los delanteros.

Modric hizo el quinto justo antes de ser cambiado y se juntaron gol y ovación. Es el jugador a mimar durante el año aunque sean los cambios de Cristiano los que vayan a llevarse la atención. Esta vez fue sustituido en el 65, todo un hito, parecía que le regalaba unos minutos al vestuario. Quedaba un tramo para Asensio y Benzema y para la, digamos, recomposición de la «honrilla rojilla».

Respuesta de Osasuna

Marcó el 5-1 Riera de cabeza, con pasividad de Pepe. Después fue Ramos el que regaló la ocasión, pero Fernández Borbalán, en una decisión excéntrica a más no poder, revocó el gol osasunista por un penalti que Casilla pararía a Torres. David García marcó luego el 5-2 en un remate de cabeza extraordinario, de espaldas, y dándole a la pelota el movimiento del flequillo más ingobernable.

El Madrid pudo haber arreglado en ese tramo el gol average de toda la temporada, pero Benzema tenía aún la mirilla reumática, y Bale fue sustituido. Cuando cambian a alguno de la BBC, la gente del Bernabéu se pone de pie como en misa, con diligencia, unción y hasta un poco de aplicada antelación.

No hubo más partido y un espontáneo se fue a por Pepe. Era un niño que dejó alguna duda sobre el estado de forma física de la seguridad. ¿Cómo salió entre los 25 «observantes» que había en esa zona? No iba a ser menos y el niño se llevó la última ovación de la tarde.

Actualizado:Actualizar

Con esta victoria, el Real Madrid ha igualado su mejor racha histórica de triunfos seguidos en la Liga (15).

Consulte la clasificación de la Liga.

Recordamos que los goles del Real Madrid han sido marcados por Cristiano Ronaldo, Danilo, Ramos, Pepe y Modric.

Zidane ha apostado por las rotaciones y le ha salido bien. Su equipo ha marcado cinco goles y ha tenido varias ocasiones más muy claras. Benzema ha estrellado dos balones contra los palos. Recordamos que el conjunto blanco se estrenará el próximo miércoles en la Champions League recibiendo en su estadio al Sporting de Lisboa.

El Real Madrid ha sido muy superior a un Osasuna que, pese a la derrota, ha dejado una buena imagen en el Bernabéu.

Final del partido ¡¡¡¡¡ Victoria del Real Madrid por 5-2

93 El remate de cabeza de Pepe tras el lanzamiento en corto del córner se marcha alto.

93 Fuentes provoca un nuevo córner a favor del Real Madrid.

92 Benzema al palo en un remate desde dentro del área. Segundo lanzamiento al palo del francés en este partido.

91 El árbitro ha añadido tres minutos de prolongación.

90 Benzema desperdicia un mano a mano ante Nauzet. Su disparo raso se marcha desviado. Pudo llegar el sexto del Madrid.

90 Entramos en la recta final. Estamos atebntos para ver cuánto añade Fernández Borbalán.

89 El niño quería saludar a Karim Benzema, pero se ha resbalado antes de llegar al francés. Es retirado por la seguridad del estadio blanco.

89 Salta un niño al terreno de juego ¡¡¡¡¡

88 Lucas Vázquez no consigue llegar a un pase de Kroos.

87 Los jugadores de ambos equipos parec que se están dando un respiro.

86 Falta de Oier sobre Kovacic en la medular. El árbitro no enseña cartulina.

85 Lanzamiento desde la frontal de Toni Kroos que se marcha junto al palo.

84 Con uno menos, el Osasuna ya no busca tanto la portería de Casilla y se dedica a defender.

82 Anima la grada del Bernabéu.

80 Entramos en los últimos diez minutos, recordamos que el marcador es de 5-2. Siete goles en un partido muy entretenido en el que además se ha fallado un penalti y se han enviado varios balones a los palos.

80 Nacho se duele del estómago después de esa entrada de Tato.

79 Tato deja al Osasuna con diez al ver la segunda amarilla por derribar a Nacho.

79 Amarilla para Tato, que ve la segunda.

78 Gool de Unai García ¡¡¡¡ Segundo de Osasuna en un gran cabezazo ¡¡¡¡

77 Jaime Romero provoca un nuevo saque de esquina para el equipo de Enrique Martín.

76 Balón al larguero de Benzema. Nueva ocasión para el Real Madrid ¡¡¡¡¡

75 Apuntamos que en la jugada del penalti también vio la amarilla Sergio Ramos.

75 Amarilla a Tano por derribar a Nacho para frenar su internada.

75 El pase de Asensio no encuentra a Benzema.

74 Tercer cambio en el Madrid. Se marcha Bale y entra Lucas Vázquez.

72 Kiko Casilla detiene el lanzamiento de penalti de Roberto Torres ¡¡¡¡ El balón iba raso y junto al palo, aunque algo flojo.

72 Penalti a favor de Osasuna. El árbitro decrta la pena máxima aunque la jugada contiuó y Oier marcó el segundo de Osasuna. Protestan los navarros. Ramos derribó a Jaime.

71 Lanzamiento de Jaime Romero que se marcha junto al larguero.

71 Cambio en Osasuna. Entra Roberto Torres y se retira De Las Cuevas.

70 David García se adelanta en velocidad a Morata después de un error de Oriol Rieda en la entrega.

68 El público del Real Madrid se está divirtiendo. El Osasuna está recibiendo quizá un castigo muy abultado.

67 El lanzamiento de Marco Asensio es desviado por Nauzet. El Madrid quiere más goles.

65 Segundo cambio en el Madrid. Se retira Cristiano Ronaldo, ovacionado en su regreso, y entra Benzema, que también reaparece.

64 Cabezazo de Morata que se marcha junto al palo.

Ver más

Actualizado:

La sanción de la FIFA pone al rojo la Liga. Zinedine Zidane estaba contento al confirmar que sus catorce internacionales regresaban sanos, pero ya se sabe que la felicidad es un Guadiana que aparece y desaparece sin una razón cartesiana. La FIFA ha sancionado al Real Madrid con un año sin fichar y la alegría del entrenador blanco por recuperar hoy a Cristiano y Benzema compite en desigualdad de condiciones con el problema humano que el castigo impuesto al club ha creado en la familia del técnico. La suspensión de la Federación Internacional de Fútbol Asociado implica que Theo y Elyaz Zidane no pueden jugar en las categorías inferiores del Real Madrid. Y sus dos hermanos mayores, Lucas y Enzo, se han salvado de la prohibición porque ya son mayores de edad. Su padre espera igualar hoy el récord de Miguel Muñoz de quince victorias consecutivas en Liga y al llegar a casa tuvo que explicar a Elyaz y Theo una cosa inexplicable para ellos: «No podéis jugar en el Real Madrid».

Ronaldo vuelve a jugar sesenta días después de lesionarse y ganar la Eurocopa, el 10 de julio

El responsable deportivo del club expuso ante ABC su enfado por esta situación a la vez que demostraba su ambición en este campeonato: «¿Cómo les explicas a tus hijos que no pueden jugar, cuando no han hecho nada malo? Yo no lo entiendo y ellos todavía menos. La FIFA está equivocada. Los dos han nacido aquí y viven aquí. Es absurdo. Todo esto me molesta. Les diré que tengan paciencia. Dicho esto, afrontamos un partido ante Osasuna que no será fácil, contrariamente a lo que escucho, y lo mejor es que recuperamos a Cristiano y Benzema. Luchamos por todas las competiciones, pero queremos la Liga, que es el torneo del día a día».

La BBC no juega unida desde la Undécima

Zidane tiene que dejar el dilema familiar en segundo plano para concentrarse en su objetivo de no ceder ni un punto por despiste en el campeonato, especialmente ahora que comienza la Champions. Su planteamiento es alinear de salida a Ronaldo, que jugará sesenta días después de lesionarse en la final de la Eurocopa, y hoy resolverá si Benzema empieza como titular o disfruta de minutos, pues ya piensa en equilibrar los esfuerzos ante la visita del Sporting de Lisboa el día 14.

El castigo de FIFA ha abierto el debate de si el técnico posee plantilla suficiente para aguantar un año sin adquisiciones. Sus decisiones dicen que sí. Opina que cuenta con muchos futbolistas de calidad y rota para evitar desgastes. Ha dado descanso a Casemiro, Marcelo y James, que disputaron los dos partidos con sus selecciones. El francés demuestra con esta filosofía que para él no hay estrellas, ni nombres. Sus triunfos avalan su política. El morbo de esta tarde estriba en si la BBC volverá a conectar junta. No lo hace desde la final de la Champions.