Real Madrid

El Real Madrid se la juega antes del clásico

Ramos es titular ante el Sporting de Gijón y si es amonestado no estará en el Camp Nou. Casemiro y Pepe quieren minutos para probarse

El Real Madrid se la juega antes del clásico
TOMÁS GONZÁLEZ-MARTÍN - Actualizado: Guardado en: Real Madrid

En el Real Madrid sonríen con el poro de la experiencia cuando los poderes públicos diagnostican que su inminente visita al Camp Nou será considerada partido de alto riesgo. En el club destacan que todos sus encuentros son de alto riesgo. Una derrota o un empate sitúa a los futbolistas, al entrenador y a los dirigentes en el ojo del huracán. Para el líder es fundamental llegar a Barcelona el 3 de diciembre con los cuatro puntos de ventaja que disfruta hoy. Zidane pide a sus futbolistas que ganen como sea al Sporting de Gijón. Y arriesga futbolistas para el clásico. La lesión de Varane le exige alinear a Ramos y convocar a pepe. Una amonestación descartará al capitán para el sumo desafío de la Liga. Recupera también a Casemiro en un momento delicado, acuciado por las bajas de Bale, Kroos, Morata y la última recidiva de Coentrao. Zinedine es franco: los tres puntos de esta tarde son los mismos tres de Barcelona.

Para el conjunto blanco todos los partidos son de alto riesgo. Zidane arriesga con el sevillano porque los tres puntos ante el Sporting valen lo mismo que los tres del clásico

El entrenador tiene razón. Que nadie ose decir ni una vez más que hay un partido normal para el Real Madrid. Todos son de riesgo. Y riesgos toma. Cuatro empates consecutivos, uno en Dortmund, cuestionaron su valía. Hoy nadie duda del francés. Dos resultados negativos, sin embargo, volverán a ponerle en la diana. El juicio mediático al campeón de Europa no admite reflexión, es diario, no tiene el poso del tiempo. Craso error. «Que le juzguen en junio, no ahora, déjenle trabajar», pedía el club cuando aquellas igualadas sembraron de polémica la falta de intensidad de los futbolistas. Los jugadores reaccionaron. Labor de técnico. Las victorias ante el Atlético y el Sporting portugués han cambiado el ambiente. «Zidane era el mismo», argumentan sus ayudantes.

Otro once nuevo

El francés subraya que no existen los enfrentamientos teóricamente sencillos y el Sporting será un prueba de fuego. Es una realidad incuestionable que todos los equipos modestos vienen al Bernabéu sin nada que perder y con las ganas de «hacer el partido soñado». El Éibar, el Villarreal, el Celta y el Athletic brillaron en la casa del líder. «Zizou» no lo olvida. Sufrió demasiado. Los dos primeros consiguieron empates. Está preocupado por el duelo frente al Sporting de Gijón porque sus pupilos acusan el desgaste de las batallas del Calderón y el José Alvalade. Y sabe que Abelardo planteará una apuesta física para explotar ese aspecto.

Las nuevas lesiones de Varane y Coentrao le exigen presentar otro once inédito, una característica que él hacía antes por estrategia de reparto de esfuerzos y que ahora ejecuta por obligación.

Casemiro y Pepe, en la lista

Ramos y Nacho formarán un dúo de centrales novedoso junto a Carvajal y Danilo en la retaguardia. Casemiro y Pepe regresan a una convocatoria y piden minutos. La incógnita es si James será titularen lugar de Bale o si el responsable del Real Madrid alineará otra vez a Lucas, que disputó las dos «finales» ante el Atlético y el Sporting luso. Zidane no se fía un pelo de esa cita y no hará muchos experimentos.

Nacho y Ramos formarán otra defensa inédita en un equipo que ahora rota sus alineaciones por obligación

Sin Bale, Kroos y Morata, es la hora de James, de Asensio. Para Lucas siempre es la hora. Ha jugado minutos en diecisiete de los diecinueve partidos. Pero también es la hora para que Casemiro recupere su sitio y para que Pepe sea otra vez el central que imponga su ley en la zaga. Habrá oportunidades para todos.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios