Mbappé con la camiseta del Mónaco
Mbappé con la camiseta del Mónaco - Twitter

Real MadridA Hugo Sánchez le «gusta» el alto precio de Mbappé

«Si se habla es porque el mercado está a ese nivel, a mí me gusta que el mercado esté a estos niveles porque significa que estamos mejorando»

Actualizado:

El mexicano Hugo Sánchez aseguró que le «gusta» que se hable de cifras elevadas en traspasos de futbolistas, como el posible fichaje del francés Kilian Mbappé por el Real Madrid, porque eso significa que el fútbol está «mejorando». «Si se habla es porque el mercado está a ese nivel, a mí me gusta que el mercado esté a estos niveles porque significa que estamos mejorando», dijo en Miami el exjugador del Real Madrid en la presentación de la cobertura televisiva del clásico que enfrentará al equipo merengue y al Barcelona este sábado en esa ciudad.

Sánchez, que junto al argentino Mario Kempes será uno de los comentaristas del partido para el canal deportivo estadounidense ESPN, insistió en que tanto él como su compañero están «contentos» por cómo les «tasaban» y con el dinero que ganaban en su época «porque el mercado era así». Sin embargo, aseguró que es difícil saber cuánto habrían costado los traspasos de ellos dos en la actualidad.

El traspaso de Mbappé por el Real Madrid podría superar los 200 millones de euros según la prensa especializada. «El Matador» Kempes, también leyenda de la liga española en el Valencia, indicó por su parte que él imagina cuánto valdrían a día de hoy Lionel Messi y Cristiano Ronaldo. «No habría dinero para comprarlos», afirmó Kempes, que opinó que Mbappé es un «chico maravilloso» pero que aún «no ganó nada ni fue propuesto para premios», por lo que es muy difícil catalogarlo como uno de los grandes aunque «posiblemente lo sea».

Sánchez, exdelantero del Real Madrid y Atlético de Madrid, ganó la Bota de Oro europea en una ocasión y fue Pichichi de La Liga española cinco temporadas en la década de 1980. Sobre el clásico que se disputará este sábado en Miami, dijo que en su época como jugador era «impensable» que equipos del «viejo continente» llegasen a América para disputar sus pretemporadas.