José Mourinho, entrenador del Manchester United
José Mourinho, entrenador del Manchester United - Reuters

Real Madrid-Manchester UnitedMourinho corteja a Bale: «Si está en la puerta de salida, le esperaré»

El técnico portugués anuncia públicamente su interés en fichar al galés si el Madrid no le quiere y habla sin rencor de su paso por el Madrid

Actualizado:

Mourinho se mueve en una sala de prensa como si estuviera en el patio de su casa. Siempre sabe qué hacer y cómo actuar. Y hoy no iba a ser de otro modo. Sabedor que le esperaba un carrusel de preguntas sobre su pasado en el Real Madrid, de donde salió con más enemigos que amigos, esquivó toda polémica y se mostró más cariñoso que de costumbre: «Desde que me marché, para vosotros ha sido difícil tener palabras mías. He salido con la tranquilidad de darlo todo y no tener nada más que dar. Lo di todo, como en ningún otro lado. Y he salido con esa tranquilidad. Y he salido sin voluntad de lavar ropa sucia. No he hablado de este o del otro, de un caso u otro. He salido con paz en el espíritu. Fui para una vida nueva y ya está. Nunca me he preocupado porque mi preocupación es darlo todo donde estoy y en el Madrid puedo decir que di más de lo que alguna vez había dado», explicó el luso, orgulloso de su paso por Concha Espina.

El técnico luso quiso también piropear al actual Madrid y dejó claro que su actitud será siempre cortés: «Me hace ilusión jugar la Supercopa, me hace ilusión jugar contra el campeón europeo, es todo un honor. Además, cuando es el equipo con más historia y más trofeos, me hace más ilusión. Mis problemas en el fútbol son siempre problemas que se quedan en el fútbol, nunca pasan del fútbol. Con algunos tengo una relación de amistad que ha continuado con contacto, teléfono… Y con otros no. Pero no solo con los jugadores del Madrid, también con del Chelsea, Oporto, Inter… Con algunos mantengo relación cercana y con otros no. Si la duda es si alguno no le saludaría, ni pensarlo. Obviamente saludaré a todos»

El portugués estuvo desde 2010 a 2013 en el banquillo del Bernabéu, logrando tres títulos pero cayendo siempre en semifinales de Champions, algo que para él sigue siendo meritorio, teniendo en cuenta de dónde venía el Madrid: «Cuando yo llegué al Real Madrid, no era ni cabeza de serie en la Champions. Sí, era un equipo que con su increíble historia pero no pasaba ni de cuartos. Sus jugadores más importantes nunca habían jugado unos cuartos y cuando yo me fui era un equipo que había jugado tres semifinales consecutivas, y ya era cabeza de serie. Además, había sido campeón de la Liga ante ese gran equipo que era el Barça».

Por último, el luso dejó caer que si Bale no cuenta para el Madrid, ellos estarán encantados de ficharlos: «Si juega mañana no me lo planteo porque querrá decir que está en los planes del entrenador. Si no está en los planes y está en la puerta de salida intentaré esperarle. Pero si jugara mañana es evidente que va a continuar».