Dortmund-Real Madrid El contragolpe perfecto, la obra de arte del Real Madrid en Dortmund

El primer tanto de los blancos ante el Borussia, un gol para enmarcar

Cristiano, celebrando su tanto
Cristiano, celebrando su tanto - AFP

El empate a Dortmund le supo a poco a un Real Madrid que ,como ante Las Palmas, mostró su mejor versión de la temporada pero volió a dejarse el triunfo en los últimos minutos. Inesperado deselance para reflexionar, olvidar cuanto antes y mirar hacia adelante, con el mal sabor de boca que dejó el 2-2 final pero con el regusto de un gol para enmarcar.

El primer tanto blanco fue una obra de arte. Balón que saca Modric desde campo propio con una deliciosa apertura a la banda izquierda. con el exterior de su bota diestra. Allí recibe Benzema, que se deshace de dos rivales con un amago y conecta con Kroos. El alemán ve la llegada por la derecha de James, y el colombiano asiste de primeras al desmarque en ruptura de Bale, que soluciona el acoso de su marca con un taconazo de lujo para que Ronaldo remate seco y duro al palo largo de Burki. Fueron nueve toques en catorce segundos. El contragolpe perfecto.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios