Real Madrid

Cristiano y el Madrid firman una renovación estratégica en la que todos ganan

El club asegura a su estrella ante la presión de la Premier y los árabes y si ambas partes admitieran una gran oferta en 2019 0 2020, sería un negocio dual

Florentino Pérez, Cristiano, Dolores Aveiro y Jorge Mendes - IGNACIO GIL
TOMÁS GONZÁLEZ-MARTÍN - Actualizado: Guardado en: Real Madrid

La política de renovaciones que el Real Madrid ejecuta después de conquistar la undécima Copa de Europa es una estrategia futbolística y económica a largo plazo que asegura el futuro de la columna vertebral del equipo ante el poderío económico de la Premier y de los multimillonarios árabes y orientales, que no tienen reparo en ofrecer 250 millones de euros por futbolistas de 30 años ante la relevancia social y publicitaria que ese fichaje significaría para ellos, para su país y para sus empresas, en muchos casos estatales. El PSG se ha dirigido al club blanco con todo respeto cada año para decirle que ellos ficharían a Cristiano si está dispuesto a traspasarle. En 2013 ofertaron 240 millones por él.

Qué gana el club: Cristiano jugará todos sus mejores años en el Madrid. Si se marchara, será ya en el otoño de su carrera. Tiene contrato a largo plazo con una cláusula de 1.000 millones. Con las ofertas millonarias de hoy, el Madrid percibiría dinero en caso de una transferencia aunque sea a los 34 años

El delantero portugués es el máximo exponente de esta filosofía de apuntalar la plantilla durante un lustro. Firmó su continuidad hasta 2021. Bale y Kroos lo hicieron hasta 2022. Modric, hasta 2020. Lucas, hasta 2021. Un año antes fue Ramos, el jefe de la defensa, quien rubricó su madridismo hasta 2020. Después vendrán Pepe, hasta 2018, e Isco y Lucas, que extenderán su acuerdo durante cinco y seis temporadas.

No tiene sustituto real

El convenio sellado por Cristiano hasta sus 36 años define perfectamente la estrategia que una entidad grande debe realizar para estar cubierta ante las tentaciones. Hay muchos aficionados que solo piensan en fútbol y no comprenden que un jugador pueda renovar hasta los 36. No entienden que estos acuerdos no son solo futbolísticos, son también comerciales. Porque la estrella produce anualmente 33 millones de euros solo en publicidad.

Qué gana Ronaldo: tiene contrato hasta los 36 años en un club que aspira a todos los títulos. Cobrará el sueldo más alto del mundo, similar al de Messi, hasta una edad impredecible hace diez años. No seguirá si no mantiene un nivel. Si hay traspaso, cobrarán todos, él y el Madrid.

La entidad ata a Ronaldo por cinco años para asegurar la continuidad de su estandarte mientras mantenga un alto nivel de rendimiento. Ahora mismo no hay en el mercado ningún profesional que supere o se acerque al nivel de calidad de Cristiano y Messi. El club le ofrece la oportunidad de «retirarse en el Real Madrid». El artillero, ambicioso hasta el infinito, responde que quiere más: «No será mi última renovación, lo aviso». Puskas colgó las botas a los 39 en la casa blanca, tras ganar la Copa de Europa de 1966. «Yo jugaré hasta los 41». Florentino Pérez valoró: «Lo dice en serio».

Lo importante del convenio es que todos, el club y la estrella, quedan bien cubiertos ante las presiones del mercado. Porque el presidente cubre los intereses del Real Madrid si en un futuro, en 2018, 2019 o 2020, Ronaldo ya no aporta el mismo nivel y llega una oferta irrechazable. En esa hipótesis, el club percibiría una buena cantidad por la transferencia y el goleador también cobraría más dinero. Es la misma estrategia que se ha aplicado con Bale, Kroos, Modric y Ramos.

Mantendrá su ficha, 15 millones más pluses, a cambio de ampliar su contrato hasta 2021. Su cláusula también se mantiene: 1.000 millones

Ronaldo mantendrá su misma ficha, 15 millones fijos más bonus. A cambio, el contrato se ha extendido hasta 2021, como él quería. Su cláusula continuará siendo de mil millones, la misma que posee Bale. «Hay clubes que rentabilizarían hasta el pago de esa cláusula en cinco años, gracias a los contratos de publicidad». Ese es el quid de la cuestión. El mercado de hoy.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios