Real Madrid Cristiano Ronaldo, otro récord para sacar pecho

El jugador del Real Madrid está a solo seis goles de alcanzar la mágica e inédita cifra de cien goles en Champions

Cristiano, junto a Ramos
Cristiano, junto a Ramos - AFP

Durante una concentración con Portugal, a las puertas de la Eurocopa de 2012, Nani y Veloso retaron a Cristiano y a Coentrao a una partida de tenis de mesa. Los jugadores madridistas presumen de ser los mejores y son constantes los (sanos) piques con sus compañeros de selección. Pero aquel duelo fue distinto, y lo que comenzó como un divertimento para matar el tiempo acabó en un cara a cara que casi le saca las lágrimas al lateral izquierdo blanco: «Nunca se me olvidará aquello. Ronaldo es un fabuloso jugador de pimpón. Tiene nivel hasta para participar en unos Juegos. Y como es un competidor nato al que jamás le gusta perder, sea en lo que sea, se tomó aquel partido con tanta importancia como si fuera una final de Champions», explica un importante miembro del cuerpo técnico de aquella selección lusa, espectador de lujo de dicha partida.

Cristiano y Coentrao, inesperadamente, perdieron el primer set y eso provocó la ira del madeirense. Ronaldo consideraba que Fabio estaba jugando mal y por su culpa iban a perder: «Recuerdo como Coentrao no paraba de decirle a Cristiano que dejara de meterle tanta presión, que así era imposible que remontaran. Hasta le vi con los ojos humedecidos del ‘miedo’ que le provocaba el gen ganador de Ronaldo. Pero al final consiguieron remontar y la reputación de Cristiano, y Coentrao, quedó intacta».

Insaciable

La historia de aquel tenso choque de tenis de mesa sería solo una anécdota más de una concentración de un equipo de fútbol, pero ejemplifica a la perfección por qué Cristiano es como es y dice las cosas que dice: «Todo el mundo sabe que quien quiera una portada, solo tiene que hablar de mí. Xavi ha ganado todo a nivel de equipo, pero no tiene ni un balón de Oro y yo tres. ¿Qué relevancia tiene ahora, que encima juega en Qatar? Yo soy el deportista más buscado en Google y en las redes sociales», sentenció el pasado sábado.

El tantarantán de Cristiano a Xavi, ofendido por las palabras del catalán en las que aseguraba tajantemente que nadie que supiera del fútbol, excepto si es madridista, podía decir que Ronaldo es mejor que Messi, hirieron el ego del portugués.

Cristiano lo tiene claro. Él, y solo él, es el número uno. Y nada ni nadie le va a hacer cambiar de opinión. Sus numerosos récords y trofeos individuales hablan por él, pero cuando alguien osa cuestionarle su puesto en el sitio más elevado del cajón, como hizo Xavi, no duda en sacar pecho de su currículo.

Una hoja de servicios que está cerca de alcanzar otra marca histórica. Ronaldo está a seis goles de llegar a los cien tantos en Champions. Una cifra única nunca lograda en el fútbol: «¿Cuántos tengo? ¿94? Uy... Ojalá llegue a los cien. No sabía exactamente cuántos goles sumaba en Europa. Sabía que eran noventa y pico, pero no la cifra exacta. Ojalá pueda conseguir esos seis goles, pero vamos paso a paso», señalaba Cristiano tras el partido contra Osasuna.

Entre los diez máximos goleadores de la Champions, solo Ronaldo (94 tantos), Messi (83) e Ibrahimovic (49) están en activo. Pero el sueco está muy lejos de Cristiano y, además, ni siquiera juega esta temporada la máxima competición continental. Y Leo está a once dianas del portugués, por lo que no supone amenaza alguna para que el madridista se convierta en el primer jugador de la historia que alcance la centenaria cifra de goles en Champions. Un hito individual más para que Cristiano pueda presumir de reinado. En el tenis de mesa, y en el fútbol, claro.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios