Enfermedad celíaca

Comer sin gluten encarece 100 euros al mes la cesta de la compra

El proceso de manufacturación de los alimentos que componen la dieta de los celíacos hace que aumente mucho su precio

MADRIDActualizado:

La celiaquía es una enfermedad genética que se puede dar en cualquier momento de la vida. En niños se diagnostica muy fácilmente. El problema es cuando la intolerancia al gluten se manifiesta de repente en un adulto. La enfermedad se activa y los síntomas se pueden confundir con otros más comunes, por lo que el enfermo no puede iniciar un tratamiento ni cambiar sus hábitos alimenticios.

Las personas celíacas están obligadas a seguir una dieta estricta exenta de gluten durante toda la vida. La ingesta de pequeñas cantidades de gluten de una manera continuada, aunque el celíaco no presente síntomas, puede causar trastornos importantes. El 80% de los productos procesados pueden contener gluten, como ejemplo los embutidos, turrones, chocolates, salsas, postres lácteos, especias, platos preparados, etc. Por ello, la alimentación de los celiacos debe basarse principalmente en productos naturales como fruta, verdura, carne, pescado, leche, huevos, cereales permitidos junto con productos específicos que cumplan con los controles necesarios para asegurarse de la ausencia de gluten.

Esto es un problema sobre todo cuando hablamos de niños. María Gutierrez, madre de una niña de seis años dice que «Los niños se guían mucho por la vista, y a veces es duro explicarles que no pueden comer lo mismo que sus compañeros. Necesitamos que se abra el abanico de productos y que los celiacos tengan a su alcance más variedad de productos»

Para que un alimento sea considerado aceptable para un celiaco debe tener menos de 20 partes por millón de gluten. Los productos ubicados en la base de la pirámide nutricional, es decir, aquellos que mayor número de raciones se deben ingerir a lo largo del día, contienen en su mayoría gluten. El principal problema es la carga económica que esto supone para las familias que cuentan con un intolerante al gluten entre ellos. Desafortunadamente estos productos tienen un precio mucho más elevado que sus equivalentes sin gluten.

Para Sonsoles Ruiz, que tiene un hijo adolescente recien diagnosticado, lo que más le cuesta es separar unos productos de otros «El riesgo de contaminación es muy alto y un celiaco no puede permitirse ingerir nada que haya sido cocinado con instrumentos usados en la cocina de los demás». Y añade con pesar «Al final toda la familia vamos a acabar comiendo alimentos sin gluten y nos va a salir carísimo»

La Federación de Asociaciones de Celiacos de España (FACE) ha presentado un estudio en el que concluyen que la cesta de la compra de productos sin gluten para una persona se encarece 100 euros sobre la de una persona no celiaca. Y esto suponiendo que sólo haya un individuo con la intolerancia en la familia. Al ser una enfermedad genética es muy alta la probabilidad de que en una familia haya más de un intolerante, lo que sube exponencialmente el gasto en alimentación.

A pesar de ser una afección reconocida y de saberse que los productos para celiacos son caros, no hay ningún tipo de ayuda ni subvención para ellos. Sin embargo en otros países de la UE como Italia, Francia e Inglaterra si son tenidos en cuenta. Por ejemplo, en el Reino Unido, es el propio médico el que, con una receta, facilita la compra de productos sin gluten.

FACE pretende que se equipare el precio de los productos sin gluten a los de la lista de la compra normal, o en su defecto, que desde el Gobierno se les otorgue una ayuda o se les de ofrezca la posibilidad e deducirse el gasto en la declaración de la renta.

Hay tres tipos de alimentos en la escala de un celiaco:

- Alimento especifico: que es el que está elaborado especialmente para ellos y en cuya composición se han evitado los cereales que contienen gluten: trigo, cebada, centeno y derivados y probablemente avena.

- Alimento ordinario o convencional: Alimento que a priori no tiene gluten, pero que en su proceso se le ha podido añadir, lo que le convierte en no apto para celiacos

- Alimento con gluten: el que consumen la personas que no tienen intolerancia a esta proteína.

Para asegurarse que un producto está libre de gluten basta con buscar los símbolos oficiales la Marca de Garantía controlado por FACE, que garantiza una cantidad de gluten inferior a 10 partes por millón, o el Sistema de Licencia Europeo (ELS) que certifica cantidades de gluten inferiores a 20 partes por millón .

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia