Concentración silenciosa a las puertas de Sabores de Paterna.
Concentración silenciosa a las puertas de Sabores de Paterna. - EFE
Listeriosis

La Junta levanta el veto sobre los productos de Sabores de Paterna

La Consejería de Salud anuncia que la empresa podrá vender sus productos tras los análisis realizados, aunque la fábrica permanece cerrada

Cádiz Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Sabores de Paterna ha recibido los permisos necesarios para volver a comercializar sus productos, los cuales habían sido paralizados como consecuencia de la alerta alimentaria activada por listeriosis. La Consejería de Salud decretó el levantamiento de los lotes elaborados antes del 6 de septiembre, condicionando su puesta en el mercado a la realización de un análisis en laboratorio previo.

Las pruebas realizadas en los distintos laboratorios públicos de Andalucía no han encontrado rasto de listeria en los productos que fueron retirados de la fábrica entre el viernes y el sábado. Por lo pronto, la venta de los productos pasará algunos trámites más de lo habitual: Sabores de Paterna deberá realizar un análisis que confirmen el negativo en listeria en esos productos antes comercializarlos.

Las pruebas realizadas en los distintos laboratorios públicos de Andalucía no han encontrado rasto de listeria en los productos que fueron retirados de la fábrica entre el viernes y el sábado. Por lo pronto, la venta de los productos pasarán algunos trámites más de lo habitual: Sabores de Paterna deberá realizar un análisis que confirmen el negativo en listeria en esos productos antes comercializarlos. Por su parte, respecto a la carne mechada sólo podrá vender los 14 lotes que han sido analizados y cuyos resultados han dado limpios. El resto de la partida ha sido destruida.

Técnicos de la Junta de Andalucía han entregado los resultados de los análisis al propietario del negocio, Bartolo Rodríguez, que celebró la noticia una semana después del cierre de su fábrica. Fue el pasado viernes cuando Sanidad detectó que uno de los lotes de carne mechada analizados había dado positivo en listeria, en unos análisis incentivados por el ingreso en el hospital de un joven de Madrid que habría consumido el producto en Conil.

La Consejería activó la alerta alimentaria sin haberse confirmado ningún caso de contagio –ni siquiera en el paciente que puso el foco en esta marca, en una decisión criticada por asociaciones como el Defensor del Paciente.

La contundente actuación de la Junta fue valorada por el consejero de Salud como una prueba de que «el Sistema Integral de Alertas de Andalucía funcionó correctamente». El empresario afectado y el biólogo de las pruebas independientes anteriores -las cuales siempre dieron negativo en listeria- consideraron que todo se desarrolló «demasiado rápido». Las alerta alimentaria puso en foco sobre la marca e incluso centenares de personas llegaron a concentrarse a las puertas de su fábrica en apoyo a los empresarios locales.

La crisis desatada por los más de 200 afectados por el brote de listeriosis desatado por Magrudis multiplicó la repercusión del caso a pesar de que el número de bacterias encontradas en una de las cinco muestras de carne mechada analizadas de Sabores de Paterna era muy inferior a las encontradas en Magrudis semanas antes. Durante las últimas jornadas, el empresario ha insistido en las diferencias entre ambos casos, ya que en la fábrica gaditana la carne mechada se elabora a una temperatura por encima de la máxima soportada por la bacteria.

Una alerta más

En un informe, la Junta de Andalucía ha confirmado que la alerta alimentaria activada por Sabores de Paterna es «una más» de las 11 que la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición ha declarado este año en España en relación a alimentos contaminados por listeria. Para el Ejecutivo andaluz, este tipo de alertas alimentarias «son frecuentes» en España y representan «una medida para proteger la salud de los ciudadanos y evitar que consuman alimentos contaminados retirándolos del mercado».

El documento admite que la alerta relacionada con Magrudis, que se espera que finalice en octubre, es «realmente excepcional» y que solo existen precedentes «comparables» en un brote declarado en Sudáfrica entre 2017 y 2018 que causó 1.060 casos y una mortalidad del 27% y otro en Estados Unidos en 2011, que infectó a 147 pacientes, de los que fallecieron el 22%.

Sabores de Paterna ha estado en el foco durante varios días, quedando señalada ante la activación de la alerta. Varios de sus proovedores, entre los que se incluyen chefs de prestigio como Albert Adriá o la taberna El Manteca, han trasladado su apoyo a la empresa. Además, el biólogo del laboratorio independiente consideró que «se está maltratando a la empresa». El empresario, quien reconoce la mancha que deja esta alerta en la marca, descarta el cambio de nombre y prioriza: «Por lo pronto queremos arreglar la fábrica».