Momento de la concentración de este martes a las puertas de la fábrica. - NACHO FRADE
CRISIS POR LISTERIOSIS

Paterna sabe a solidaridad

Cientos de vecinos de la localidad gaditana acuden a la llamada de apoyo a la empresa local Sabores de Paterna después de que se hayan retirado sus productos por listeriosis sin pruebas todavía verificadas

Paterna de RiveraActualizado:

«Que me pongan ahora mismo un buen plato de carne mechá, yo me lo como». Francisca, piel oscura, sonrisa abierta y ojos brillantes, se planta con ganas a sus 74 años en la manifestación convocada por iniciativa popular para apoyar a «la empresa del pueblo», Sabores de Paterna, que se ha visto gravemente afectada desde que hace unos días se retiraran sus productos del mercado por alerta alimentaria debido a otro supuesto caso de listeriosis sin que, de momento, se haya confirmado ninguna partida infecciosa salida de esta pequeña fábrica familiar.

«Es una injusticia. Llevan más de cincuenta años y aquí jamás ha pasado nada», lamenta Francisca agarrando con fuerza un cartel que proclama la garantía y calidad de la empresa de los Rodríguez, los vecinos del barrio de El Punto, que hace medio siglo levantaron este negocio y que «tantas alegrías» ha dejado a esta localidad gaditana de poco más de 5.000 habitantes.

Junto a esta mujer decidida hay otros cientos de vecinos más. Todos con la mismas ganas de mostrar su solidaridad con Ana 'la carnicera', su hijo Bartolo y el resto de hermanos, la familia que, de la nada, puso en marcha esta firma que ha llevado durante años el nombre paternero hasta la mesas de miles de hogares, bares y restaurantes de toda España y el extranjero. Se han citado a las puertas de la fábrica y, poco a poco, la tranquila calle Cristóbal Barroso se va llenando de gente.

«Estoy aquí para defender a esta familia humilde que con su esfuerzo llevan medio siglo trabajando y dando nada más que cosas buenas a este pueblo». Fernando Morales es otro de estos manifestantes que abogan por la cautela y la prudencia. «Ahora que estaban despuntando... les viene esto... no hay derecho. Ha sido muy injusto por parte del consejero que sin tener pruebas exactas se haya lanzado una alerta tan dañina».

Los vecinos frente a la fábrica de Sabores de Paterna.
Los vecinos frente a la fábrica de Sabores de Paterna. - Nacho Frade

Juan Luis Andrades, portavoz de la asociación del barrio de El Punto donde se ubica la fábrica, y que ha promovido la convocatoria, se muestra muy satisfecho de la respuesta que han tenido en redes sociales. «El apoyo ha sido absoluto. Se sabe que son gente honrada y que cuidan lo que hacen. Todo el mundo está con ellos».

Según Andrades, «la empresa se ha visto involucrada en este tema y lo están pasando muy mal». Además, lamenta que de forma colateral también se haya visto afectada la imagen del pueblo. «Se está hablando mal de Paterna a nivel nacional y aquí no ha ocurrido nada, incluso algunas embarazadas que comieron sus productos se hicieron pruebas y ha salido todo negativo».

Aún así, la plataforma no quiere entrar en polémicas sino que, advierte, que el principal propósito de la concentración es mostrar «todo el apoyo hacia la familia. Me consta que están destrozados. No van a venir porque no quieren salir de casa. ¿Cómo levantan ahora la imagen de su empresa otra vez?». Y la localidad... un municipio cuya economía y empleo dependen en gran medida de la industria alimentaria y sus conocidos y alabados productos cárnicos.

Muchos carteles con mensajes de apoyo hacia la familia propietaria de la empresa.
Muchos carteles con mensajes de apoyo hacia la familia propietaria de la empresa. - Nacho Frade

«Yo comí carne mechá y chicharrones esos días»

La calle continúa llenándose de gente. De todas las edades. Casi la mitad del pueblo ha decidido salir, coger un cartel y estar con los Rodríguez aunque ellos no hayan querido acudir por prudencia. «Son vecinos nuestros de siempre y no hay derecho que les hayan metido en algo así sin que se hayan tenido pruebas determinantes. Todo fue después de que un niño que había comido carne mechada de aquí se puso enfermo pero al final no era por listeriosis. Deberían de haberlo confirmado antes porque esto les ha hecho ya mucho daño porque venden a multitud de negocios y también sus proveedores...», lamenta. «Es gente honrada que hace sus análisis siempre y que dará la cara si es que tienen que darla».

A su lado se encuentra Fernando. Su testimonio es bastante significativo. «El viernes, justo antes de que activaran la alerta compré dos kilos de chicharrones y otros dos de carne mechada. Nos lo llevamos al campo y lo comimos toda la familia. Tras enterarnos de lo que había pasado fuímos al médico. Ninguno ha dado positivo», relata seguro. «Yo creo que todo esto ha sido un fallo y ahora quienes lo están pagando son ellos».

A la concentración siguen llegando vecinos. Todos a una. Todos con Sabores de Paterna. Tras unos minutos de silencio, la calle rompe en aplausos. Paterna sabe saborear la solidaridad.