Uno de los contactos de «bajo riesgo» tiene fiebre por encima de 37,7 grados

Actualizado:

Una de las 68 personas que están bajo vigilancia en sus domicilios por haber tenido algún tipo de contacto con Teresa Romero ha desarrollado esta mañana un cuadro febril por encima de 37,7 grados, el umbral establecido para la detección de ébola. Así lo ha confirmado en el último parte médico el director del Centro de Alertas y Emergencias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, también miembro del Comité Especial creado por el Gobierno para la gestión del virus.

Esta persona, que viajó en la misma ambulancia que se utilizó para trasladar a la auxiliar de enfermería, Teresa Romero, desde su domicilio hasta el hospital de Alcorcón, es un hombre de edad avanzada, con problemas previos de salud por lo que la fiebre que ha motivado su ingreso podría deberse a alguna de las dolencias que padece. No es un profesional sanitario y su estado de salud es bueno.

Además, se ha puesto en marcha el protocolo establecido para estos casos y el paciente ya ha sido ingresado en el Hospital Carlos III, donde se le realizarán los primeros análisis de PCR para comprobar si está infectado. Su resultado se conocerá a lo largo de esta tarde noche.

Traslado

Para el traslado de este contacto se ha usado una ambulancia del Summa con características especiales, ya que la cabina debe estar completamente separada del habitáculo del paciente y que a su vez permite la desinfección adecuada del vehículo. Para ello se suele poner un forrado de plástico que luego se puede retirar.

El personal encargado del dispositivo para el traslado y la atención de esta persona ha utilizado todos los equipos de protección personal necesarios aunque como ha destacado Fernando Simón, "este contacto no es sanitario, lo que resulta importante ya que los sanitarios son unos de los grupos de riesgo más elevado".

Respecto a los quince contactos de mayor riesgo, ingresados en el Hospital Carlos III, permanecen asintomáticos y en el caso de que estuvieran infectados aún no han desarrollado la enfermedad.

Simón ha anunciado también que el Comité Especial para la gestión del ébola va a llevar a cabo nuevos cursos de formación entre el personal sanitario para garantizar una mejor preparación de los profesionales por si hiciera falta reforzar el equipo médico encargado del cuidado de los enfermos de ébola.