CRISIS FINANCIERA

Anunciado un «despido colectivo» en la plantilla española de la base de Morón

En 2010, la empresa estadounidense ya puso en marcha un expediente de regulación de empleo saldado con 119 despidos e investigado por posibles irregularidades

MORÓN DE LA FRONTERAActualizado:

Vinnell-Brown & Root Spain (VBR), la empresa gestora de los servicios de mantenimiento de la base aérea de Morón de la Frontera (Sevilla), localizada en el término municipal de Arahal y cuyo uso comparten España y Estados Unidos, ha anunciado al comité de empresa de estos servicios civiles un "despido colectivo inminente", según ha informado Javier Domínguez, portavoz de este colectivo de trabajadores españoles.

En 2010, la plantilla española de esta base aérea ya fue objeto de un expediente de regulación de empleo (ERE) saldado con 119 despidos e investigado por posibles irregularidades. Después de que las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos adjudicasen a Vinnell-Brown ant Root Spain (VBR) la gestión de los servicios de mantenimiento de estas instalaciones militares, esta empresa estadounidense emprendió en 2010 un expediente de regulación de empleo "por causas organizativas" para extinguir 286 de los 594 puestos de empleo sujetos entonces a los servicios de mantenimiento.

El polémico ERE de 2010

Durante la negociación del expediente de regulación de empleo, la compañía y el comité de empresa acordaron reducir a 150 el número de despidos, pero la destrucción de puestos de trabajo quedó después rebajada a 119 personas al ser descubierto que 31 de los trabajadores incluidos en el ERE habían causado ya baja en la empresa, extremo que por cierto investiga el Juzgado de Instrucción número 15 de Sevilla.

Ya en 2013, sonaban de nuevo las alarmas en la plantilla de los servicios civiles de la base a cuenta de una publicación colgada en el portal digital www.fbo.gov, una suerte de perfil del contratante de la administración estadounidense. Y es que, según el comité de empresa de la base de Morón de la Frontera, en esta página web fue publicada eventualmente una relación de 144 empleados de estas instalaciones, con nombres y apellidos, cuyos puestos de trabajo serían susceptibles de desaparecer en el nuevo contrato de explotación que, a finales de 2014, habrá de licitar y adjudicar la Fuerza Aérea de Estados Unidos para la gestión de estos servicios de mantenimiento.

Más despidos

Para el comité de empresa, todo respondería a un intento de acometer los despidos inicialmente planeados para el ERE de 2010 pero finalmente no consumados, al objeto de aproximar el adelgazamiento de la plantilla al espíritu inicial de la reestructuración laboral de 2010. Y es que aquel ERE fue inicialmente ideado para despedir a 286 trabajadores pero, como se ha informado, finalmente fueron 119 los empleados despidos. Poco después, y por si fuera poco, las fuerzas aéreas de Estados Unidos desplegaban en esta base aérea ocho aviones militares correspondientes al contingente anunciado entonces para reforzar las operaciones militares en el norte de Africa, extremo que según el comité de empresa no se traducía en contrataciones al movilizar la US Air Force a sus propios operarios.

Ahora, las novedades siguen en la misma línea. Y es que, como ha explicado a Europa Press Javier Domínguez, portavoz del comité de empresa de los servicios civiles de mantenimiento de las instalaciones militares, el director de Vinnell-Brown & Root Spain ha anunciado a los representantes de la plantilla un "despido colectivo inminente", reclamando así la designación de las personas que representarán a los trabajadores en la correspondiente comisión negociadora. "No sabemos el número de trabajadores afectados", dice Domínguez, quien no obstante sospecha que podrían ser unos 70 los empleados cuyos puestos de empleo se ven ya en peligro.

De cualquier modo, el comité de empresa debe ahora designar a sus representantes en la comisión negociadora y espera que la compañía exponga los términos concretos del ERE y convoque las primeras reuniones oficiales.