Enfrentamientos entre la policía y los manifestantes contra el G-20. / Reuters
cumbre en toronto

Varios heridos en las manifestaciones contra el G-20

Unas 10.000 personas se congregaron en el centro de la ciudad fuera del perímetro de seguridad establecido por los agentes

AGENCIAS
TORONTOActualizado:

Al menos tres personas han resultado heridas este sábado en Toronto durante un enfrentamiento en el centro de la ciudad entre la policía y un grupo de manifestantes en el marco de las protestas que se están llevando a cabo con motivo de la Cumbre del G-20, que reúne hasta el domingo a los líderes de las principales economías del mundo.

Los servicios de emergencia de Toronto han confirmado a media tarde que al menos tres personas habían resultado heridas en los enfrentamientos violentos con la policía durante la manifestación que congregó a unas 10.000 personas en el centro de la ciudad fuera del perímetro de seguridad establecido por los agentes.

La violencia se apoderó esta tarde (noche en España) de la manifestación que recorría las calles del centro, donde un centenar de exaltados con la cara cubierta prendieron fuego a varios furgones policiales en la calle Queens del distrito financiero y rompieron a su paso los cristales de algunos comercios de la zona, incluidos locales de McDonald's y Starbucks.

Zona acordonada

Los enfrentamientos comenzaron cuando los manifestantes intentaron acercarse al centro de convenciones de Toronto, uno de los lugares oficiales de la cumbre, al que solo se puede acceder con acreditación. Los agentes respondieron con gases lacrimógenos. La zona está acordonada y protegida por fuertes medidas de seguridad.

Las autoridades cerraron la zona de las protestas al tráfico y la Comisión de Tránsito de Toronto ordenó parar varias líneas de metro y el servicio de autobuses y tranvías que recorren las principales avenidas del centro de la ciudad. Además, el Eaton Centre, uno de los centros comerciales más emblemáticos de la zona, tuvo que cerrar sus puertas.

"Estamos atrapados en mitad de los disturbios", señalaron algunos viandantes que pasaban una tarde de compras en el centro comercial. El alcalde de la ciudad, David Miller, pidió a la gente que mantenga la calma, comentó que hay una significativa presencia policial en la zona para controlar las protestas y lamentó los disturbios. "Esto no es el Toronto que conocemos".