TRADICIÓN. Manuel Picardo recibe a sus clientes con la figura de Camarón siempre por bandera. / S. S.
MANUEL PICARDO FONTAO GERENTE DE LA VENTA DE VARGAS

«Los turistas quieren conocer la Venta de Vargas, donde cantó Camarón»

La comida tradicional y el flamenco convirtieron el restaurante en un referente Abierto desde la década de 1930, este negocio familiar mantiene viva su historia

Actualizado:

La Venta de Vargas se prepara para celebrar el año que viene su 75º aniversario, aunque parece que por allí no han pasado los años. Los muros que se levantaron en el año 1924 se mantienen inalterados al paso del tiempo con los mismos azulejos y estructura. Sin embargo, cada fotografía y cuadro anclado de sus paredes cuentan paso a paso su historia, y la de los miles de artistas que han pasado por allí. La figura de Camarón, dio a conocer por todo el mundo este restaurante, que ha mantenido su nombre por su comida tradicional y casera, llegando a convertirse en uno de los puntos turísticos de La Isla.

-¿Cómo llega la Venta de Vargas a tener ese lazo con la figura de Camarón?

-Porque Camarón una vez que se hace famoso sigue teniendo relación con la Venta de Vargas, siempre que le hacían una entrevista la mencionaba, por el cariño a la familia; y porque admiraba el sitio, aspiraba a cantar aquí y fue el primer sitio donde actuó en público.

-¿Qué ha hecho la Venta para potenciar ese turismo flamenco?

-Nosotros somos un restaurante, pero también tenemos fiebre de Camarón. A la gente que viene buscando fotos y queriendo conocer su historia, la hemos recibido lo mejor que hemos podido. Además con el Ayuntamiento participamos en la Ruta de Camarón, y la gente que viene a San Fernando pueden inscribirse y hacer un recorrido que incluye la Venta de Vargas, pero son las administraciones las que tienen que hacer cosas para potenciar el turismo, nosotros lo que hacemos es abrir nuestras puertas para que la gente vea todo lo que quiera de Camarón.

-San Fernando ha recibido muchos turistas que vienen expresamente a este lugar, ¿qué dicen cuando ven este museo de artistas españoles?

-Sienten admiración porque encuentran un restaurante andaluz que mantiene la misma decoración desde los años 30, que es lo que más choca y más admiran, como el patio; y al igual que en la decoración, encuentran un restaurante con una tradición culinaria, unos guisos y una cocina por la que no ha pasado el tiempo, se mantiene igual. Y como reza el refrán de la carta, Al pan, pan, y al vino, vino, no hemos cambiado los hábitos de comer, se hacen los guisos que la fundadora trajo de Alcalá, la tortillitas de camarones, el pescado fresco...

-Esta es la cuarta generación de su familia que dirige la Venta de Vargas. ¿Esperan cumplir el centenario?

-Nosotros somos tres hermanos, Jesús, José Carlos y yo, y vivimos de esto, pretendemos jubilarnos aquí y cumplir el centenario.

-¿Como lo celebrarán ?

-Primero es el 75º aniversario, y queremos hacer muchas actividades con la colaboración del Ayuntamiento, aún son proyectos, pero pensamos en editar un libro con las fotos y anécdotas de la Venta porque la gente nos lo demanda, lo escribirá el escritor José Carlos Fernández. Además, tampoco faltarán las actividades gastronómicas y flamencas. El centenario ya será por todo lo alto

-¿Cree que en la provincia no se hace lo suficiente por atraer el turismo que demanda la hostelería y restauración?

-Sí vemos que nuestra Administración local está haciendo mucho por sacar fuera el nombre de San Fernando, pero la Junta de Andalucía no lo hace, deberían hacer mucho más. Tendrían que arraigar nuestra raíces porque, a veces, viene gente de fuera que sabe nuestra historia mejor que los de aquí. El flamenco debería enseñarse en los colegios andaluces, que nuestros hijos sepan qué es una bulería, una seguidilla o una soleá.

-¿Siguen viniendo artistas?

-Sigue viniendo mucha gente de todos los ámbitos a conocer la Venta, artistas, políticos y personalidades. Y por aquí ha pasado desde Don Juan de Borbón que vino en diferentes épocas de su vida, hasta Lola Flores, Carmen Sevilla, y por su puesto, Camarón de la Isla.

sanfernando@lavozdigital.es