reunión en canadá

El G-8 condena a Corea del Norte por hundir el 'Cheonan'

Pide al Gobierno afgano que exhiba "progresos tangibles" en la conferencia del próximo mes en Kabul

REUTERS
ONTARIO (CANADÁ)Actualizado:

El Grupo de los Ocho países más ricos del mundo ha condenado a Corea del Norte por su presunta responsabilidad en el hundimiento del buque de guerra surcoreano 'Cheonan' que costó la vida a 46 marineros, según detalla el borrador de su declaración final sobre el estado actual de los conflictos internacionales al término de su encuentro en Ontario (Canadá), que también insta a la república islámica de Irán a que se atenga a los principios del Derecho internacional y de la libertad de expresión.

El G8, conformado por Reino Unido, Canadá, Francia, Alemania, Italia, Japón, Rusia y Estados Unidos, declara su apoyo a Corea del Sur en su iniciativa para presentar el caso del 'Cheonan' ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. "Condenamos, en este contexto, el ataque que desembocó en el hundimiento" del barco, que según los investigadores internacionales fue objeto del impacto de un torpedo norcoreano.

En lo que respecta al caso iraní, el G8 repite el llamamiento realizado el año pasado -durante las violentas protestas civiles tras los polémicos comicios presidenciales de junio de 2009- e insta a las autoridades a que respeten el Derecho internacional y la libertad de expresión "que se reflejan en los tratados internacionales de los que Irán forma parte".

Apremia a Karzai

En última instancia, el borrador final de la declaración menciona la actual situación en Afganistán, en cuya capital, Kabul, se celebrará a partir del próximo día 20 de julio una conferencia internacional en la que el presidente afgano, Hamid Karzai, gozará de una "importante oportunidad" para demostrar que está cumpliendo con sus promesas de mejorar el sistema de gobierno y desarrollar la seguridad en el país centroasiático, que lleva siendo durante los últimos nueve años un escenario de guerra entre las fuerzas aliadas internacionales y las milicias talibán derrocadas del poder en 2001.

Así, el G8 "espera que Karzai sea capaz de presentar un plan detallado que demuestre un progreso tangible a la hora de reforzar el sistema judicial, y que asuma cada vez más responsabilidades de seguridad en un plazo de cinco años", según el borrador. "Ambos pasos", prosigue, "serán esenciales para la consiguiente retirada de la fuerza multinacional liderada por Estados Unidos".