Michelle Bachelet, quien va a ser presidenta de Chile durante los próximos cuatro años, abandona el colegio electoral tras depositar su voto. / EFE
MUNDO

Michelle Bachelet es la primera mujer que alcanza la presidencia de Chile

Su idea es seguir avanzando en el modelo de crecimiento económico actual, pero haciendo hincapié en el principio de mayor equidad social Con el 97,71% de los votos escrutados, había obtenido el 53,49%

Actualizado:

En una jornada histórica, una mujer fue elegida ayer presidenta de Chile en reemplazo de Ricardo Lagos, que termina su mandato el 11 de marzo. La candidata socialista, Michelle Bachelet, se impuso sobre su rival de derecha Sebastián Piñera -con el 97,71% de los votos escrutados, Bachelet había obtenido el 53,49% frente al 46,50% de Piñera-, y se consagró así como la primera mujer que llega a la presidencia por el voto popular en su país, y también en Sudamérica.

Con su victoria, la Concertación por la Democracia -la coalición de socialistas y democristianos que gobierna Chile desde 1990, tras el régimen de Pinochet- consiguió otros cuatro años de gestión en los que deberá demostrar su capacidad para seguir avanzando en un modelo de crecimiento económico con fuerte sesgo exportador, y ahora también con mayor equidad social.

El Parlamento la acompañará en la empresa. La mayoría de los legisladores de la Cámara Alta y la Baja responden a los partidos de la Concertación. El Gabinete de la nueva presidenta es aún un misterio, aunque se sabe que tendrá equilibrio de género, de partidos aliados, y figuras nuevas, según el esquema que ella misma ideó.

Tras conocerse los resultados, cientos de conductores de automóviles recorrieron las principales avenidas de la capital chilena haciendo sonar sus bocinas, lo que, además, ceró gigantescos atascos en varias zonas.

Especialmente en la periferia de Santiago, los chilenos salieron a celebrar el triunfo de la candidata socialista por la Concertación de Partidos de Gobierno, aunque tampoco se quedaron atrás sus partidarios que viven en la zona oriente y elegante de Santiago.

Bien entrada la noche, al frente al céntrico hotel donde la presidenta electa tenía aún su cuartel general, se reunieron miles de adherentes a la espera de que Bachelet saliera a saludarlos a dirgir sus primeras palabras como primera presidenta mujer electa de Chile. Hasta el hotel se desplazó también el derrotado candidato de la derecha, Piñera, para saludar a Bachelet y felicitarla por su triunfo.

Por su parte, el todavía presidente chileno, Ricardo Lagos, calificó la elección presidencial celebrada ayer de «un nuevo triunfo de la democracia» y afirmó que «es un orgullo» que Chile, por primera vez, sea presidido por una mujer. En un mensaje al país desde La Moneda, Lagos felicitó a todos los que trabajaron en «esta fiesta de la democracia», como denominó la jornada electoral. «Siento un profundo orgullo de presidir un país que a tres horas y media de cerradas las mesas informa al mundo del resultado de la elección», subrayó el mandatario, que entregará el mando a la socialista Bachelet el próximo 11 de marzo.

«Quiero felicitar a Michelle Bachelet, lo acabo de hacer por teléfono, el de ella es un triunfo histórico, que nos da el privilegio de tener, por primera vez en nuestra historia, a una mujer como presidenta de Chile», añadió. «Somos hoy un nuevo Chile, tener una presidenta mujer así lo indica. Somos un Chile más libre, más diverso, próspero, más moderno», dijo Lagos, a cuyo juicio el triunfo de Bachelet «se funda en sus méritos, su inteligencia, su profundo amor a Chile».

El candidato derechista, Sebastián Piñera, reconoció su derrota y felicitó a su rival, a quien deseó «el mayor de los éxitos». «Felicito a Michelle por su triunfo, no sólo porque será la primera presidenta de Chile, sino también como un homenaje a esos millones de mujeres que con esfuerzo y tenacidad han logrado el lugar que les corresponde en nuestra sociedad», dijo Piñera, en un discurso en medio de silbidos de sus partidarios cuando mencionaba a su opositora.

Relaciones «cordiales»

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, también felicitó anoche a la candidata socialista por su triunfo en las elecciones. En una conversación telefónica con Bachelet, Zapatero auspició por el reforzamiento de las relaciones «ya estrechas y cordiales» que España mantiene con Chile y consideró que el hecho de que una mujer alcance la presidencia en este país abre unas perspectiva muy importantes para América Latina.

La jornada electoral había comenzado temprano. Los candidatos fueron a votar temprano. «Hoy es un gran día», había vaticinado Bachelet, acompañada por su hija menor en el momento del sufragio. La candidata, médico al fin, recomendó a los votantes que concurrieran temprano a las urnas debido a las altas temperaturas que se registran por estos días en Chile, «sobre todo los más ancianos», suplicó. Esos consejos aceleraron los trámites de votación.

Si bien las encuestas estimaban que la ventaja de Bachelet sobre Piñera sería de entre el 2% y el 11% de los votos, Sebastián Piñera, de Renovación Nacional, se había mostrado derrotado ya en las últimas semanas de campaña.