La Policía Nacional, el día que entró en Carranza para recabar pruebas acerca de la implicación de Pina en los delitos de blanqueo de capitales.
La Policía Nacional, el día que entró en Carranza para recabar pruebas acerca de la implicación de Pina en los delitos de blanqueo de capitales. - EFE
SUCESOS

El Cádiz CF y los problemas con la Justicia

Correa es una anécdota más en un club en el que los dos máximos accionistas están investigados y Aketxe fue condenado por agredir a un Ertzaintza

CádizActualizado:

Rober Correa tuvo que acudir el pasado martes 2 de abril a la Comisaría de Policía Nacional para declarar por presuntos daños causados en el párking Puerta del Mar el 17 de marzo, la noche del Cádiz-Lugo. El futbolista fue captado por las cámaras del recinto golpeando el cajero del estacionamiento y orinando en el suelo, acompañado por Aketxe (propietario del vehículo) y otros dos amigos más.

Si se confirma el suceso, deberá abonar su correspondiente multa al estropear un aparato que se valora entre 4.000 y 5.000 euros. Es más el daño a la imagen, propia y del club, que la gravedad del asunto. Es un asunto de mala educación, de pésimo comportamiento en un momento puntual, destacando además los testigos que se encontraba en estado de embriaguez después de ser recriminado por el guardia de seguridad.

Un problema más del Cádiz CF con la Justicia. No el único. El propio presidente de la entidad, Manuel Vizcaíno, se encuentra a la espera de sentencia por un presunto préstamo irregular de la Junta de Andalucía en calidad de ayuda a su empresa Own Spa. Empezó como una pieza dentro del cacareado Caso Invercaria. El PP andaluz, acusación particular, solicita tres años y medio de cárcel para Vizcaíno y su hermana, mientras que la Fiscalía pide dos años y medio. Ya se trasladó a la Audiencia Nacional y el sevillano está convencido de su inocencia en este 'juicio político'.

Su enemigo, y a la vez socio en Locos por el Balón, propietario del mayor paquete accionarial de la sociedad, ya fue detenido el 31 de enero de 2018 y permaneció durante dos semanas en prisión. Quique Pina salía en libertad sin fianza por decisión del juez José de la Mata,instructor de la 'Operación Líbero', acusado de un presunto delito de blanqueo de capitales y evasión fiscal.

No se escapa Ager Aketxe. El jugador vasco fue condenado a dos meses de multa por agredir a un Ertzaintza el 9 de agosto de 2015. El futbolista, por aquel entonces de la cantera del Athletic de Bilbao, reivindicaba su inocencia, que él no participó en la agresión. No obstante, la jueza consideró probados los hechos y le condenó al pago de dos meses de multa y a indemnizar a la víctima con 4.680 euros, eludiendo los cuatro años de prisión que solicitaba la Fiscalía.

Otros episodios del Cádiz CF

En algunas ocasiones, el nombre del Cádiz CF se ha visto mezclado con problemas de diversa índole con la Justicia. Y han trascendido a la opinión pública con varios capítulos bochornosos. La pasada temporada, en agosto de 2017, Barral se veía implicado en una pelea callejera, con agresiones, en la que tuvo que intervenir la Policía Local. Sin mayores consecuencias.

Entre los peores episodios destaca la detención del delantero Sambegou Bangoura en mayo de 2008. Fichaje de invierno de aquel funesto año que acabó en descenso (el que arrancó con Baldasano y terminó con Muñoz), el atacante pasó dos noches en el calabozo por agredir a su pareja. Los vecinos denunciaron el hecho y fue detenido por los agentes de Policía. Por ello fue apartado del equipo y poco tiempo después quedó desvinculado del club.

Hace dos campañas y media, el nombre de Eddy Silvestre copaba los informativos nacionales al ser señalado como el responsable de la difusión de un vídeo de contenido erótico con Sergi Enrich y Luna, excompañeros del Eibar, como protagonistas, de ahí que fuera imputado. Se trataba de una vulneración del derecho a la intimidad de una tercera persona. En esa ocasión, la entidad no se inmiscuyó de cara a la opinión pública, el futbolista siguió jugando y terminó el curso con un rendimiento nulo.

Aparte de la implicación de exfutbolistas amarillos en asuntos oscuros sobre primas por dejarse perder, ya fuera del Cádiz CF, son inolvidables esos tres capítulos consecutivos en la campaña 2005-06, con el cuadro gaditano en Primera. Andrés Fleurquin agredió a un gaditano, supuestamente por quedarse con el dinero de una entrada revendida; Benjamín se encaró con dos agentes de la Guardia Civil que le denunciaron y Estoyanoff se enfrentó a un Policía en Uruguay. Problemas que suelen tener su repercusión negativa en el aspecto deportivo, ya sea a nivel individual o grupal.

sa