El cuerpo apareció en su piso de la antigua casa Micolta en San Fernando.
El cuerpo apareció en su piso de la antigua casa Micolta en San Fernando.
SAN FERNANDO | VIOLENCIA DE GÉNERO

Manuela, la víctima 29 de violencia de género, había denunciado a su supuesto asesino pero no pudo aportar datos

La mujer de 61 años había mantenido una relación de unas tres semanas con su presunto homicida y ya fue al hospital por una agresión anterior

La Policía Nacional ha estado un mes investigando hasta dar con el sospechoso, Miguel, un hombre de 41 años que ha sido detenido y enviado a prisión

Actualizado:

Había llegado a denunciar a su presunto asesino. Manuela, la víctima número 29 de violencia de género en lo que va de año en España, acudió al hospital San Carlos de San Fernando con unas lesiones en el ojo dos meses antes de que la mataran. Entonces, al entender los médicos que le atendieron que podían estar ante un caso de malos tratos, se activó el protocolo.

Agentes de la Policía Nacional acudieron entonces a verla al centro hospitalario y le aconsejaron que denunciara. Que era lo mejor. Ella lo hizo pero, según indican las fuentes consultadas, no pudo aportar apenas datos sobre su supuesto agresor, Miguel, 41 años. Poco más. Por lo que los agentes no pudieron detenerlo ni identificarlo ni, por tanto, iniciar ningún procedimiento judicial contra él. Sí le advirtieron de que si volvía a aparecer por su casa que llamara de inmediato al 091, que irían en su ayuda.

El caso no se cerró ya que la Unidad de Familia y Mujer (UFAM) se puso también a hacer sus indagaciones, pero sin datos del presunto agresor, no se pudo determinar nada. Ni siquiera evaluar el riesgo que existía. También se llevó a los juzgados pero sin presunto autor de los hechos, poco se pudo avanzar.

Una relación muy breve

Al parecer Manuela y Miguel habían mantenido una relación de apenas unas tres semanas. Ella, de 61 años, vivía sola en un piso de la antigua casa Micolta, en la céntrica calle Real de San Fernando. El mismo lugar, donde el pasado 3 de junio se encontró su cadáver. Fueron los vecinos de Manuela quienes alertaron a la Policía de que le podría haber pasado algo porque llevaban tiempo sin verla. Además, del domicilio salía un fuerte olor que les hizo sospechar lo peor. Llevaba al menos quince días fallecida.

Cuando los agentes entraron en la vivienda hallaron el cadáver de la mujer tendido en el suelo del dormitorio, tapado con colchas y una almohada y encima de un montón de ropa. «Estaba todo revuelto». Por el estado en el que se encontraba los primeros informes de los forenses determinaron como posible causa de la muerte, la asfixia.

Tras este trágico hallazgo, los agentes de la Brigada Judicial de la Comisaría de San Fernando se pusieron a investigar para dar con el autor del crimen. Tenían el nombre que aparecía en la denuncia: Miguel, pero ya está. Así que comenzaron a tomar testimonios entre los vecinos y la familia de la víctima. Según comentaron entonces por el barrio, Manuela era una persona muy independiente y llevaba tiempo viviendo sola. Algunos sí apuntaron que le habían visto últimamente en compañía de un hombre, aunque tampoco se aportaron datos concluyentes.

Huellas del presunto autor en el lugar del crimen

Las pesquisas no cesaron y tras diversas gestiones policiales realizadas, los investigadores lograron poner rostro a su principal sospechoso. Además, según ha podido saber este periódico, los policías de Científica, encontraron hasta siete huellas de esta persona en el lugar del crimen que dieron positivo en el cotejo.

Con todas las pruebas recabadas, y bajo la tutela del Juzgado de instrucción número 2 de San Fernando, este pasado lunes los agentes detenían al único sospechoso en el Río San Pedro (Puerto Real), donde reside, como presunto autor de un delito de homicidio (ya se determinará si fue o no asesinato) y otro de violencia de género. Tras declarar ante la jueza que lleva el caso, se ordenó su ingreso en una prisión de El Puerto de Santa María.

La triste muerte de Manuela eleva a 29 el número de asesinadas por violencia de género en lo que va de año, según los datos de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género actualizados a fecha 10 de julio. Con esta confirmación, ascienden a 1.005 las víctimas mortales a manos de sus parejas o exparejas que se contabilizan de forma oficial desde el año 2003.

El 016 atiende a todas las víctimas de violencia machista las 24 horas del día y en 51 idiomas diferentes.