El pueblo gaditano ha acogido con alegría su nuevo estatus
El pueblo gaditano ha acogido con alegría su nuevo estatus - S.R.
Campo de Gibraltar

San Martín del Tesorillo, territorio independiente

La ELA dependiente de Jimena se convierte en el octavo municipio del Campo de Gibraltar y en el número 45 de la provincia de Cádiz

SAN MARTÍN DEL TESORILLOActualizado:

El 2 de octubre será a partir de ahora fiesta local para todos los habitantes de San Martín del Tesorillo, la Entidad Local Autónoma (ELA) dependiente de Jimena de la Frontera que se ha convertido en el octavo municipio del Campo de Gibraltar y en el 45 de la provincia de Cádiz. Y es que ha sido el 2 de octubre el día en el que el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía aprobó la creación de ocho municipios, entre los que está esta bella localidad gaditana.

El proceso fundacional de esta población comenzó en 1869, cuando el duque de Medina Sidonia, José Álvarez de Toledo y Silva, vendió a Martín Larios y Larios, hijo de Martín Larios Herreros (primer marqués de Larios) varias fincas, una de ellas Montenegral Bajo.

En 1872 se construyeron los primeros canales de riego y comenzó el asentamiento de colonos en la zona, aunque no fue hasta 1879 cuando se declaró como Colonia Rural de Tesorillo al amparo de la legislación especial que otorgaba a sus habitantes ventajas fiscales y la exención del servicio militar.

En 1882 se construyó la casa de verano de la familia Larios. En 1887 la finca entró a formar parte de la Sociedad Industrial y Agrícola del Guadiaro (SIAG), adoptando de forma definitiva el topónimo actual de San Martín del Tesorillo, vinculado a las actividades del campo con el cultivo del cereal de arroz y los cítricos.

En 1930, el terrateniente andaluz Juan March compró los latifundios a la familia Larios y los dividió en parcelas, poniéndolas a la venta a agricultores de otras zonas de Andalucía y Valencia.

2.662 habitantes

Mucho ha llovido desde entonces. San Martín del Tesorillo es una ELA desde 1999 y según los datos del Instituto Nacional de Estadística de 2017, tiene una población de 2.662 habitantes. Con una superficie de 48,57 kilómetros cuadrados, se segregará ahora de su municipio matriz, Jimena de la Frontera. La distancia entre ambos es de 23,8 kilómetros. La noche del 2 de octubre fue una fiesta para los tesorilleros, que salieron a la calle enarbolando banderas de «Tesorillo independiente» y lanzaron cohetes por la ansiada independencia.

El presidente de la ELA de San Martín del Tesorillo, Jesús Fernández (IU), nos recibe su despacho a la mañana siguiente. No ha hecho falta concertar cita previa y nos atiende sin problemas. El edificio de la ELA es pequeño. Un salón de actos y una oficina de Correos se sitúan en la planta baja. En la primera planta están las dependencias oficiales, entre las que se encuentra el despacho de la máxima autoridad local.

«Hoy es un día más en el que hay que seguir trabajando. Lo de la independencia lo llevamos trabajando desde inicios del mandato, el primero para nosotros. Eso sí, esto supone un nuevo reto. Ahora hay que formar una gestora hasta mayo y nos olvidaremos de la urna de presidencia de la ELA. El objetivo es formar un ayuntamiento con unos buenos pilares y para eso tenemos un par de años», comenta.

Y es que las próximas elecciones municipales serán una novedad para los alrededor de 1.400 habitantes que figuran en el censo electoral de San Martín del Tesorillo, que hasta ahora tenían dos urnas para votar: una al Ayuntamiento de Jimena y otra a la presidencia de la ELA, cargo que se puede ganar por un único voto de diferencia «En mi caso gané por 23», explica Jesús Fernández.

Esto supondrá que de los cinco cargos políticos que tiene ahora esta ELA, se pasarán a los 14 integrantes que tendrá la nueva Corporación municipal. Jesús Fernández asegura que hasta ahora no había habido voluntad política para la segregación de San Martín del Tesorillo «y las administraciones no se ponían de acuerdo. Ahora lo hemos conseguido dejando a un lado siglas políticas y demostrando que podemos ser económicamente viables, aunque quienes han empujado han sido los vecinos. Los políticos somos simples herramientas», explica.

Independencia económica

Uno de los aspectos que sin duda alguna más ha pesado en los deseos de independencia de los habitantes de esta localidad junto a que, evidentemente, se sienten diferentes y únicos, es el aspecto económico, la dependencia de Jimena de la Frontera.

Nada más llegar a San Martín del Tesorillo y preguntar a una vecina dónde se encontraba el Ayuntamiento nos pregunta: «¿Venís por lo de la independencia? Ya era hora. Que todo el dinero se va a Jimena y en Tesorillo hay que arreglar muchas cosas. Mire cómo está esta calle». San Martín del Tesorillo cuenta ahora con un presupuesto derivado de Jimena de 550.000 euros al año. El presidente de la ELA estima que, una vez funcionen como Ayuntamiento, pasará a ser de 1,4 millones, casi el triple.

La ELA de San Martín del Tesorillo, con 14 trabajadores, tiene competencias en materia de obras menores, limpieza o cementerio. La localidad carece obviamente de Policía Local ya que este servicio lo presta Jimena, por lo que es otra de las demandas más importantes. Otro aspecto destacable es la distancia del municipio matriz a través de una carretera complicada aunque también ha pesado, y mucho, la idiosincrasia de esta localidad, cercana a Sotogrande y la Costa del Sol, por lo que muchos de sus habitantes trabajan en el sector servicios en ambas zonas. «No es que seamos ni mejores ni peores, pero somos diferentes. Nosotros dependemos de la agricultura y del sector servicios que se mueve en Sotogrande y la Costa del Sol, como jardinería, campos de golf, el polo, hostelería... Jimena se nutre de su ámbito rural. No tenemos mucho que ver, la verdad», indica Jesús Fernández.

San Martín del Tesorillo tiene una guardería, dos centros de Infantil y Primaria, un instituto, un ambulatorio de atención primaria «y bares. Tenemos casi de todo», explica el presidente.

De la naranja al aguacate

En la localidad hay tres cooperativas agrícolas. Aunque tradicionalmente, el producto estrella de San Martín del Tesorillo ha sido la naranja, el aguacate ha irrumpido con fuerza. «Todo el mundo está cambiando al aguacate porque tiene más aplicaciones y el kilo se paga mucho mejor», asegura Fernández.

Mientras paseamos por Jimena observamos varias pintadas en las que se lee ‘Tesorillo independiente’. En la plaza del pueblo ondea una bandera con el mismo lema.

Nos topamos con un grupo de jubilados que conversan en un banco a la sombra. Uno de ellos, Diego Calvente, nos cuenta que está contento con la segregación: «Lo que se comenta es que el dinero iba para Jimena y aquí éramos los últimos. Espero que llegue más dinero para mejorar el pueblo porque estamos abandonados por completo. La Policía Local sólo viene aquí cuando hay colegio».

Diego Quirós es presidente de la Unión Deportiva Tesorillo, el equipo de fútbol local que está en Primera Andaluza Senior. También está pletórico y confía en que la independencia repercuta de manera positiva en el club: «Hemos estado compitiendo todos estos años a duras penas. Espero que el equipo pueda crecer y las instalaciones mejoren».

Manu Eroska y Mari Gradinaru son un par de amigos de origen rumano afincados en San Martín del Tesorillo que también celebran la noticia. Ya se sienten tesorilleros. «Llevo aquí 15 años. Vivo aquí con mi familia y trabajo en un hotel en Estepona. Me encanta vivir en Tesorillo, no lo cambiaría por nada. De hecho quiero comprarme una casa aquí. No sé mucho de la independencia pero la gente comenta que será para mejor», explica Manu.

Mari también adora San Martín del Tesorillo, a donde llegó en 2005. «Estoy muy bien en Tesorillo. Me encanta su gente y el lugar. Todo es maravilloso. Estoy muy contenta con la independencia porque sé que ha sido una lucha de muchos años y lo hemos conseguido, porque yo también me considero ya del Tesorillo», confiesa.

Más policía local

Ana Gómez, que trabaja en una frutería, nos comenta lo contenta que está con la segregación porque piensa que todo va a ir mejor cuando un hombre la interrumpe muy enfadado asegurando que será todo lo contrario. Está contra la segregación pero no quiere hacer declaraciones.

Para Josefina Fernández habrá ventajas, como tener Policía Local: «Podremos tener a los policías municipales en el pueblo las 24 horas del día y no como ahora. Eso ya es mucho. En este pueblo pasa cualquier cosa y hay que esperar a que vengan de Jimena. Además queremos una piscina municipal. Somos tercermundistas estando tan cerca de Sotogrande y la Costa del Sol», se lamenta.

Estrella Moreno trabaja en una panadería y confitería pero tiene muchas dudas: «Si te digo la verdad tengo mucha incertidumbre con la independencia. Por un lado es muy bonito, porque siempre hemos tenido la cosa de ser independientes pero por otro, a ver qué pasa ahora. Esto costará más. Me temo que haya una subida de impuestos».