Emilio Di Puorto, el detenido por agredir de una patada a un joven en la Punta.
Emilio Di Puorto, el detenido por agredir de una patada a un joven en la Punta.
SUCESOS

«Mi hermano es un chico tranquilo. Nunca se ha metido en peleas»

El hermano de Emilio Di Puorto, el napolitano que ha ingresado en prisión por patearle la cabeza a un joven en Cádiz, dice que tenía que estar «muy alterado»

El joven gaditano que sufrió la patada en la Punta evoluciona favorablemente

Actualizado:

Stani Di Puorto es el hermano menor de Emilio Di Puorto, el napolitano de 29 años que este domingo ingresó en la cárcel de Puerto II después de que el juzgado de instrucción número uno de Cádiz así lo decretara tras tomarle declaración y ver las pruebas aportadas en su contra. Según fuentes del TSJA, de momento está siendo investigado por un delito de lesiones pero, en su caso, todo dependerá de la evolución médica que tenga el joven de 30 años que resultó herido después de que Di Puorto le pegara una brutal patada en la cabeza en el transcurso de una pelea a la salida de la discoteca en la que estaban.

«Estoy muy preocupado por él», confiesa Stani en una entrevista que publica el medio local 'Il resto del Carlino'. Él se ha trasladado a Cádiz para poder ir a ver a su hermano y buscarle un abogado. «No sé cómo está, saber que está en una prisión, me sacude», explica. «Me temo que le podría pasar algo malo».

Di Puorto pasa a disposición judicial

A la familia Di Puorto el suceso le ha cogido completamente por sorpresa. Emilio, buen estudiante de Derecho en la Unicam italiana, llevaba desde septiembre en Cádiz y estaba a veinte días de volver a casa. «Es un chico que siempre está tranquilo. Nunca se ha metido en peleas. Es más de ir a la biblioteca y estar en casa que alguien que vaya a discotecas», cuenta preocupado. «Su historial está limpio».

Stani cuenta que se enteró de lo que había ocurrido cuando le llamaron los amigos españoles de su hermano. «Inmediatamente contacté con la embajada y el consulado y le asignaron un abogado». También vio el vídeo de la agresión. «Pensé que esa no era la persona que conozco, estaba alterado».

Según sostiene «todos estaban borrachos aunque no sé cómo fueron los hechos. Confío en las autoridades españolas». Stani, quien tiene una muy buena relación con su hermano, le ha visitado en Cádiz durante este año en varias ocasiones e incluso han ido juntos a esa misma discoteca donde parece que comenzó la pelea que luego se desató en el exterior. «Siempre habíamos pasado buenas noches, sin ningún problema».

Por otra parte, el estado de salud del joven de 30 años agredido evoluciona favorablemente y actualmente no se teme por su vida.