Todo lo que tienes que saber antes de hacerte un injerto capilar

Los trasplantes de pelo son una de las intervenciones estéticas más comunes, pero no siempre tienen éxito. El dermatólogo Eduardo López-Bran ofrece diez claves para no jugársela

MADRIDActualizado:

La demanda de trasplantes de pelo crece día a día. En los últimos diez años, los españoles que han recurrido a un injerto capilar ha crecido en un 300%. Este tipo de intervenciones se han popularizado gracias al reconocimiento público de muchos famosos que han pasado por el quirófano para resolver su calvicie. Sin embargo, no en todos lo casos es posible realizar un trasplante, y no en todos los casos en los que se realiza, éste tiene éxito. El dermatólogo Eduardo López Bran, director de la clínica Imema cuenta las 10 claves para que un injerto capilar tenga éxito:

1. Una adecuada selección del paciente, evaluando el ratio entre zona donante y zona receptora (o zona calva). Si no hay cabello y folículos de calidad no tiene sentido hacer el injerto. En el hombre, la zona donante buena se dibuja con forma de herradura entre las dos orejas. En la mujer, se limita a la zona de la nuca porque en los laterales la mujer tiende a perder pelo con el paso del tiempo. El especialista debe calcular la cantidad de folículos que puede extraer para no generar una nueva calvicie en las áreas donantes.

2. Una correcta evaluación del estado de salud del paciente. Tener alteraciones de la coagulación, de la cicatrizacion o sufrir una alopecia areata -enfermedad autoinmune-, descartaría al paciente.

3. Una adecuada extracción, homogénea y precisa de las unidades foliculares del área donante, evitando destruirlas en el proceso de extracción permitirá obtener el mejor y mayor número de unidades foliculares, dado que el área donante es limitada.

4. Es importante hacer un buen diseño del área a repoblar, o área calva, según las posibilidades del paciente, la edad del mismo y sus rasgos faciales. Ese diseño permitirá adelantarse a la evolución de la alopecia y a obtener un resultado más natural.

5. Conservar las unidades foliculares entre la extracción y la implantación con los mismos medios de cultivo de los trasplantes de órganos sólidos.

6. Proporcionar la energía necesaria para que sobrevivan el tiempo que transcurre entre su extracción y la creación del entramado vascular con el lecho receptor una vez implantadas.

7. Agilizar la implantación de las unidades sin traumatizarlas porque podría conllevar que no creciese el pelo.

8. Supervisión del postoperatorio, que permitirá lograr la mejor cosecha posible después de la siembra realizada.

9. La prevención de infecciones, de quemaduras, de traumatismos en el área trasplantada contribuirá al éxito.

10. Un equipo profesional experimentado y la tecnología más avanzada son una garantía para recuperar el pelo y rejuvenecer la imagen.