Niños tomando leche
Niños tomando leche - La Caixa

La quinta edición de «Ningún niño sin bigote» se pone en marcha el lunes para combatir la pobreza alimentaria

El reto de la acción solidaria promovida por la Obra Social La Caixa y CaixaBank en favor de los bancos de alimentos es abastecer a familias en riesgo de exclusión social

MadridActualizado:

La quinta edición de la gran recogida de leche «Ningún niño sin bigote», acción solidaria promovida por la Obra Social La Caixa y CaixaBank en favor de los bancos de alimentos, se pone en marcha este lunes 27 de mayo con el reto de abastecer a familias en riesgo de exclusión social.

De no ser por los bancos de alimentos, el déficit de estas familias en un alimento tan básico sería aún mayor. Uno de cada tres menores (28,3 %) se encuentra en riesgo de pobreza en España, según la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social. En total, 2,2 millones de niños y niñas. En consecuencia, más de 225.000 menores se benefician de la tarea de los bancos de alimentos para cubrir sus necesidades nutricionales.

En la actualidad, los bancos de alimentos asociados a la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL) atienden a 1,2 millones de personas en toda España que tienen dificultades para acceder regularmente al consumo de alimentos básicos, como la leche, para una dieta equilibrada.

Los bancos de alimentos necesitan duplicar las provisiones de leche para abastecer a todas las personas que acuden a ellos cada día. En 2018, distribuyeron 32,5 millones de litros de leche, pero se considera «una cifra insuficiente».

Récord histórico en 2018

En la pasada campaña «Ningún niño sin bigote» se alcanzó el récord histórico de 1,5 millones de litros de leche recogidos, lo que supone la mayor aportación anual de lácteos a la FESBAL. Gracias a esta cantidad, 30.000 familias, el equivalente a 120.000 personas en riesgo de vulnerabilidad social, pudieron acceder a este alimento durante tres meses.

La leche es una fuente destacable de proteínas de alta calidad, vitaminas y minerales que contribuye decisivamente al crecimiento y desarrollo de los niños. La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) apunta que, de media, un vaso diario de 200 mililitros de leche de vaca proporciona a un menor de 5 años el 21 % de sus necesidades de proteínas y el 8 % de calorías y nutrientes.

«Asegurar una nutrición completa para todos los niños y niñas es la base para romper el círculo de la pobrezadesde la primera infancia»
Isidro Fainé , Presidente de la Fundación Bancaria La Caixa

«Una alimentación equilibrada cuando los menores están en fase de desarrollo y crecimiento condiciona su salud futura, incluso ya desde sus primeros meses de vida. Por eso, iniciativas como esta son fundamentales para complementar la dieta diaria de los lactantes y niños que necesitan ayuda alimentaria en nuestro país», asegura Miguel Fernández, director general de la FESBAL.

El presidente de la Fundación Bancaria La Caixa, Isidro Fainé, ha señalado que «asegurar una nutrición completa para todos los niños y niñas es la base para romper el círculo de la pobreza desde la primera infancia. Solo con una dieta equilibrada, los menores podrán prestar toda su atención en la escuela y desarrollarse plenamente, física, social y emocionalmente, algo fundamental para conseguir la igualdad de oportunidades».

Al ser la leche un producto perecedero, la campaña de este año se centrará en las donaciones económicas, que se transformarán íntegramente en la compra progresiva de productos lácteos.

Las ayudas pueden realizarse a través de las oficinas de CaixaBank desde el 27 de mayo y hasta el 14 de junio. A partir de esta fecha, se podrá seguir haciendo donaciones a través de canales electrónicos como CaixaBankNow, CaixaMóvil o el envío de SMS con la palabra «LECHE» al 38014. También se podrán realizar aportaciones en www.granrecogidadeleche.es.

Toda la red de cerca de 5.000 oficinas de CaixaBank se suma de forma activa a la captación de fondos para la acción solidaria. Además, se llevará a cabo una recogida activa de leche en alrededor de 300 oficinas de CaixaBank y 61 centros de personas mayores de la Obra Social La Caixa, cada uno de ellos «emparejado» con una entidad social muy próxima geográficamente, donde la leche se podrá entregar de inmediato asegurando que se mantenga en buen estado.

A través de puntos de recogida en supermercados y durante actividades deportivas y al aire libre, los voluntarios contribuyen a la recogida física de leche en coordinación con los bancos de alimentos provinciales correspondientes.

Historias para concienciar

Todas aquellas personas que realicen donaciones a la campaña en línea podrán descargarse el cuento que la escritora Elvira Sastre y el ilustrador Óscar Llorens han creado para explicar cómo afecta la falta de leche a los niños y niñas y cómo, con la solidaridad de todos, podemos superar esa carencia.

«Milki y Berta y la Nube Blanca» relata la historia de una niña que, al estar pasando su familia por dificultades económicas, ya no puede tomar leche en casa, y una nube negra la sobrevuela. No obstante, con la ayuda de sus amigos y de su perro Milki, Berta podrá tomar leche de nuevo y la nube se volverá blanca.

Asimismo, a las personas que realicen donaciones en las oficinas de CaixaBank se les entregará en mano el cuento «Todos contra el vacío», con el que la ilustradora Lyona fue pionera el año pasado en abordar el tema de la carencia de leche para concienciar a un público infantil.