Estado en el que quedó el vehículo siniestrado en una curva situada a tres kilómetros de Villar del Rey
Estado en el que quedó el vehículo siniestrado en una curva situada a tres kilómetros de Villar del Rey - EFE

Menores al volante: «No se puede conducir hasta los 18 por la madurez cognitiva y motriz»

Un accidente mortal ocurrido en el medio rural de Badajoz agita el debate sobre la temeridad de los menores al volante

Actualizado:

Villar del Rey está a 30 kilómetros al noreste de Badajoz, en línea recta, casi trazando la linde con Portugal. Este pueblo de 2.200 habitantes vivió recientemente los días más duros que recuerdan sus vecinos. El motivo fue un tremendo accidente de tráfico ocurrido el pasado lunes 23 de abril a las 18.15 horas. Un menor de 14 años perdió la vida dentro de un coche que volcó otro menor de 15 años que estaba al volante. Dos ocupantes más resultaron heridos de diversa consideración. Ambos tenían 15 años. Curiosamente, todos en el pueblo lo catalogaron como «chiquillada».

La picardía con la que un joven de 15 años le roba, como es el caso, las llaves del coche a su abuelo y se pone a conducir sin destreza abre el debate sobre si es una práctica debidamente sancionada. O si es más común de lo que parece. El presidente de la Fundación Española para la Seguridad Vial, Luís Montoro, asegura a ABC que en realidad es «bastante excepcional y se da solo en pequeñas poblaciones y el medio rural». Los vecinos de Villar del Rey coinciden en que «los jóvenes en el pueblo cogen el coche, la moto y el tractor» antes de tener el permiso de conducción. «Es cierto que hay espacios donde se percibe menos el riesgo, pero esta conducta no debe realizarse», añade Ramón Ledesma, asesor de PONS Seguridad Vial.

En Nueva Zelanda, conducen desde los 15 años; los 14 en Somalia, pero la OCDErecomienda hacerlo a los 18

«Se trata de adolescentes que suelen presentar algún problema relacionado con la trasgresión de las normas, predelincuentes, con una baja integración familiar y/o que forman parte de pandillas donde ejercen liderazgo», completa Montoro, catedrático de Seguridad Vial en el Instituto de Investigación en Tráfico y Seguridad Vial (Intras, de la Universidad de Valencia). Los chavales de la localidad pacense se grabaron minutos antes de tener el accidente en una curva de una pista forestal, a tres kilómetros de su pueblo. Se jactaron de su «hazaña» colgándolo en el portal de vídeos YouTube de internet.

En muchos países, a su edad sí hay adolescentes que están conduciendo. Lo hacen con la permisividad de la ley, que obliga a que estén escoltados por una figura de acompañamiento. Pero los expertos descartan abrir este melón. «No se puede reevaluar toda una política de seguridad vial por estos accidentes», afirma Ledesma. La controversia sobre si España debe adiestrar antes a su juventud en el manejo del coche la zanja Montoro: «No avalo que se conduzca antes de los 18, como recomienda la OCDE, pues hay que ser muy prudentes en las reducciones de la edad para manejar un vehículo con motor».

Percepción del riesgo

El presidente de la Fundación Española para la Seguridad Vial analiza las edades mínimas que se exigen en los países para poder conducir: «La inmensa mayoría, salvo excepciones contadas, como Nueva Zelanda, que lo permite a los 15 años, y Somalia, a los 14, la fijan a los 18 años. Los países que permiten conducir a los 16-17 años lo hacen con la supervisión de un adulto y tras aprobar el examen teórico y práctico. Aello se añaden condiciones especiales (no lo pueden hacer de noche, ni por vías restringidas, con restricciones de velocidad y con tasa cero de alcohol)». El menor de 15 años que conducía en Badajoz dio negativo en las pruebas de alcohol y drogas, informó la Delegación del Gobierno en Extremadura. Montoro introduce un matiz muy interesante: «Hasta los 18 años no se da una madurez completa a nivel psicofísico en el ámbito motriz, sensorial, cognitivo, de atención, control de impulsos, toma de decisiones y percepción del riesgo».

Entre 2011 y 2016 las diligencias incoadas por conducir sin permiso a menores de edad cayeron un 44%, una bajada que es, de lejos, la infracción que más cometen los adolescentes. Así, según datos recapitulados por PONS Seguridad Vial, si en el año 2011, fueron 2.907 menores, en 2016 fueron 1.604 los «pillados» cometiendo esa imprudencia. En el último ejercicio, además, se incoaron otras 69 causas por conducción etílica o bajo los efectos de las drogas tóxicas; 143 por conducción temeraria de menores.

La Fiscalía atribuye esa bajada a la entrada en vigor de la ley orgánica 15/2007, que reintrodujo el tipo de conducción de vehículo de motor o ciclomotor sin permiso o licencia. «El descenso de esta modalidad delictiva entre menores se ha situado ya a niveles inferiores a los de 2008, consecuencia de las medidas adoptadas desde el sistema de justicia juvenil, y de que los padres conocen más este delito», asegura el Ministerio Público.