El ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo
El ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo - EFE

Méndez de Vigo advierte al PSOE del «lío» en el que se ha metido tras la «espantada» del Pacto Educativo

El ministro de Educación asegura que no tienen «alternativa» y está «pasmado» con la actitud de los socialistas

MadridActualizado:

El ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, le advirtió ayer al PSOE del «lío en que se ha metido» tras la «espantada» del Pacto Educativo, afirmando que todavía no ha explicado las razones por la que se ha levantado de la mesa de negociación.

El titular de Educación mantuvo esta mañana un tenso debate con la portavoz de Educación del PSOE, Mari Luz Martínez Seijo, durante la interpelación en el Pleno del Congreso del Grupo Socialista sobre «el modelo educativo del Gobierno».

Méndez de Vigo se preguntó «por qué han pegado la espantada», después de que hayan comparecido 83 expertos en la subcomisión y se esté trabajando en el Senado, el Consejo Escolar y la Conferencia Sectorial: «Están ustedes metidos en un lío porque no saben cómo explicar la espantada que han dado y porque no quieren seguir trabajando».

El ministro señaló que fue él el que aseguró en el Senado que no podría haber acuerdo sin compromiso presupuestario, pero que «no pueden decir qué tanto por ciento quieren de financiación si solo se han analizado dos de los quince puntos del acuerdo. Se empeñaron en el 5% del PIB y como no les han dado la razón en esto, se han largado. No son formas serias de negociación ni de respetar esta Cámara».

Infrafinanciación

Méndez de Vigo les invitó a «reflexionar, a pensar en la gente» y «a salirse del lío», subrayando que la educación está por encima de «oportunismos políticos».

Por su parte, la portavoz socialista calificó de «ridícula» la oferta de financiación que había presentado el Partido Popular, señalando queque tan solo es un «compromiso de infrafinanciación de la pobreza educativa». Martínez Seijo defendió la postura de los socialistas afirmando que «nos hemos sentado con lealtad y serenidad a hablar de educación y no trampeando», como, a su juicio, ha hecho el Gobierno, «atacando» a la participación de la comunidad educativa en las negociaciones. Aunque no le guste, tiene que vivir con esta herencia de la Lomce y los recortes».

.