Thierry de la Villejégu, vicepresidente de One Of Us Federation, Jaime Mayor Oreja, presidente de la Plataforma cultural One Of US, Rémi Brague, profesor emérito Universidad de la Sorbonne, Pierre Manet, profesor Ecole des Hautes Etudes en Sciences Humaines, Olivier Rey, matemático y filósofo
Thierry de la Villejégu, vicepresidente de One Of Us Federation, Jaime Mayor Oreja, presidente de la Plataforma cultural One Of US, Rémi Brague, profesor emérito Universidad de la Sorbonne, Pierre Manet, profesor Ecole des Hautes Etudes en Sciences Humaines, Olivier Rey, matemático y filósofo - J. P. Quiñonero

Mayor Oreja presenta en París su plataforma «One of us»

«Nuestro reto es hacer frente a una crisis de civilización, de la verdad, de las conciencias individuales»

Corresponsal en ParísActualizado:

El presidente de la plataforma cultural One Of Us y ex ministro, Jaime Mayor Orejaha lanzado en la sede del Senado francés, en el Palacio del Luxemburgo, los trabajos de una ambiciosa plataforma de organizaciones, intelectuales y universitarias que se proponen trabajar en la defensa y reconstrucción de la matriz cultural y espiritual de la civilización europea, imprescindible para relanzar la Europa política, social y cultural de la Unión Europea (UE).

Rémi Brague, profesor emérito en la Sorbonne, uno de los grandes especialistas continentales en historia de las religiones, será el responsable de coordinar los trabajos de los distintos equipos en varios países europeos.

Brague presentó los trabajos en curso de este modo: «Nuestra ambición es liberar las inteligencias europeas… digo bien liberar. Nuestra ambición es volver a poner en su sitio la herencia de todos aquellos que han defendido la razón, la libertad y la dignidad del hombre… no defenderemos los intereses de nadie. Bien al contrario, nuestra objetivo son los grandes principios: defender a los trabajadores explotados por un sistema de libre cambio mundializado, defender a los embriones condenados porque no forman de un “proyecto”, a las mujeres pobres condenadas a alquilar su vientre para satisfacer un presunto derecho a un “niño” de familias ricas…».

A juicio de Brague, Europa se encuentra en una encrucijada, no solo política y social: «Ante el futuro, tenemos miedo de ser acusados de no prestar asistencia a una civilización amenazada, la nuestra».

Construcción europea

Pierre Manent, discípulo de Raymond Aron, uno de los grandes politólogos de nuestro tiempo, situó el proyecto de la Plataforma en el marco de la bien actual crisis política y diplomática del proyecto histórico de la construcción europea.

A juicio de Manent, la Unión Europea (UE) se encuentra en una encrucijada, víctima de un proceso de «deconstrucción» que tiene muchos y amenazantes rostros: Brexit, inmigración, populismos, tentaciones nacionalistas, crisis de los grandes partidos, relativismos multiculturalistas.

Ante ese horizonte de crisis paralelas y convergentes, la UE está amenazada en todos sus principios fundamentales. De ahí la urgencia de la restauración de la matriz cultural y espiritual de Europa, en su origen último, la Europa de los patriarcas fundadores de la antigua Comunidad Económica Europea (CEE), inspirados, todos ellos, por el humanismo cristiano, el reformismo socialdemócrata, la Europa carolingia, que sirvió cimiento a las grandes ambiciones posteriores a la Segunda guerra mundial.

En la presentación y lanzamiento de la Plataforma cultural One Of US intervinieron intelectuales, universitarios, presidentes de asociaciones de toda Europa. Jaime Mayor Oreja resumió los trabajo y presentó las grandes líneas de un proyecto cultural y político, a un tiempo, sin precedentes, a partir de esta ambición:

«Nuestras prioridades deben partir de la fortaleza de nuestro diagnóstico, que se fundamenta en el creciente desorden que estamos sufriendo y vamos a sufrir, en toda Europa y en cada uno de los países europeos. A más desorden, habrá más persecución de las ideas que defendemos en nuestro manifiesto, asentado en una Europa fiel a la dignidad humana. Nuestra plataforma de pensadores tiene que ser capaz de diagnosticar las próximas expresiones y manifestaciones del desorden que sufrimos y podemos sufrir, a modo de un Observatorio de la Crisis, Observatorio de Valores».

Dignidad humana

En escorzo, sin polemizar, pero alertando de los riesgos amenazantes de la crisis moral en curso de proliferación, Mayor Oreja insistió en todas las dimensiones sociales, culturales y políticas de los peligros amenazantes, insistiendo en su dimensión civilizadora, más allá de la política de cada día, por estas razones:

«Nuestro reto es empezar desde cero… debemos recrear de alguna manera los orígenes de Europa, de la actual Unión Europea, como comunidad de valores compartidos de verdad, no de mentira, para buscar la cohesión de millones de europeos, liberando las inteligencias a través de la razón, de la libertad y de la fidelidad a la dignidad humana».

Mayor Oreja insistió en este punto central: «Nuestro reto es hacer frente a una crisis de civilización, de la verdad, de las conciencias individuales, de la razón, de lo obvio, de la actitud personal, en definitiva, la urgencia de afrontar una crisis mayor de la identidad de la persona».

La Plataforma cultural One Of Us trabajará de manera muy descentralizada, con objetivos comunes. Las organizaciones que lo deseen podrá asociarse en el proyecto común “no en términos de poder, si no en términos de renovación, refundación y regeneración de valores y principios espirituales”.

La Plataforma trabajará, así mismo, con universidades y personalidades de toda Europa, que podrán aportar sus trabajos e investigaciones, propias, en el mismo horizonte cultural: defender, restaurar y renovar la matriz original, espiritual, de la civilización europea.

En Francia, Remi Brague y Thibaut Coolin, ejercerán un trabajo de coordinación ínter disciplinar. En España, Jaime Mayor Oreja y su equipo coordinarán las relaciones entre la Plataforma y el Foro One Of Us, con una ambición «prepolítica»: alimentar el debate cultural donde se construyen todos los proyectos políticos de ambición continental.