La Consejería de Trabajo del Gobierno balear ha multado a la aerolínea con 25.000 euros por pedir test de embarazo en los procesos de selección
La Consejería de Trabajo del Gobierno balear ha multado a la aerolínea con 25.000 euros por pedir test de embarazo en los procesos de selección - ABC

Iberia dejará de exigir el test de embarazo en los procesos de selección de futuras trabajadoras

La decisión de la aerolínea ha sido adoptada después de que el Gobierno balear haya sancionado a la compañía con 25.000 euros por presunta discriminación laboral por motivos de sexo

Palma Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La compañía aérea Iberia ha anunciado este lunes, de manera oficial, que ya no solicitará a posibles futuras trabajadoras que se sometan a un test de embarazodurante el proceso de selección de personal.

«Teniendo en cuenta la sensibilidad que genera el actual protocolo de protección de mujeres embarazadas, dejaremos de incluir la prueba de embarazo en el reconocimiento médico de ingreso», ha señalado esta mañana la gerente de Prevención Laboral de Iberia, la doctora María Teresa García Menéndez.

«Seguiremos poniendo todas las medidas necesarias para que las mujeres embarazadas trabajen con todas las garantías y máxima seguridad, como hemos hecho hasta ahora», ha recalcado García Menéndez, para añadir: «Esta es una empresa ejemplar en la aplicación de políticas que facilitan el acceso de la mujer al empleo». En la actualidad, las mujeres conforman el 46 por ciento de la plantilla de Iberia.

El anuncio de Iberia se ha hecho público después de que ayer domingo «Diario de Mallorca» avanzara que la Consejería de Trabajo del Gobierno balear había multado a la aerolínea con 25.000 euros, al considerar que la exigencia de dicho test de embarazo suponía un caso de discriminación laboral por motivos de sexo.

El origen de la sanción impuesta recientemente por el Govern a Iberia se remonta a un año atrás. En aquel momento, Inspección de Trabajo detectó que la empresa contratada por la aerolínea para llevar a cabo la labor de selección de personal solicitaba, entre otras pruebas, la realización del citado test a las mujeres que aspiraban a entrar a trabajar en la compañía. El acta inicial elaborada por los inspectores fue avalada posteriormente por la Consejería de Trabajo.

Iberia alegó en su momento que el citado test de embarazo, que se exigía a las posibles aspirantes en toda España, en ningún caso implicaba algún tipo de discriminación y que, en cambio, tenía como finalidad poder aplicar correctamente, llegado el caso, el protocolo de salud laboral, pensando únicamente en el bienestar de la futura madre y del bebé. Sin embargo, para el Gobierno balear, esa argumentación no resultó válida, al entender que una mujer sólo debe comunicar un posible embarazo cuando está ya contratada por una empresa y no en los procesos de selección previos.

A través de una nota oficial hecha pública este lunes, Iberia ha señalado que la compañía «nunca ha dejado de contratar a una mujer por el hecho de estar embarazada, si cumplía los requisitos exigidos para el puesto». En ese contexto, la aerolínea recuerda que en 2016 seis mujeres embarazadas optaron a un primer puesto en la compañía en distintas actividades de «handling», destacando que «todas se contrataron excepto una, porque no superó el examen de conducción en pista, es decir no cumplía con los requisitos mínimos del puesto».

«En Iberia existen protocolos muy rigurosos para la protección de las mujeres embarazadas en plantilla, que también se aplican a las aspirantes, para no asignarles tareas que pudieran poner en riesgo su salud y la del feto», recalca la citada nota.

Por su parte, el consejero de Trabajo del Gobierno balear, el socialista Iago Negueruela, ha señalado este lunes que el hecho de realizar planes de lucha contra la precariedad permite que «se actúe mejor contra la discriminación no sólo en el trabajo, sino también en el acceso al mismo». En la misma línea se ha pronunciado la consejera de Presidencia, la socialista Pilar Costa.