La ministra de Educación y FP, Isabel Celaá
La ministra de Educación y FP, Isabel Celaá

Educación discrimina a la concertada y niega ayudas en comedor y transporte

Solo los alumnos de centros públicos de Ceuta y Melilla pueden acceder a estas becas

MADRIDActualizado:

El Ministerio de Educación y Formación Profesional ha convocado ayudas para el próximo curso con el objetivo de sufragar los servicios de comedor y transporte escolar para los alumnos de Ceuta y Melilla. La resolución, publicada en el BOE el pasado 17 de junio, deja muy claro para quiénes son esas ayudas: alumnos matriculados en centros docentes públicos. Pero, ¿qué sucede con los alumnos de los centros privados concertados? Se quedan fuera.

Las ayudas se destinan a alumnos de Infantil, Primaria y Educación Secundaria Obligatoria (ESO). Eso sí, siempre que sean públicos. Los alumnos de los centros concertados no puedan solicitar estas ayudas por decisión directa del Ministerio de Educación puesto que en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, a diferencia de lo que ocurre con las comunidades, es quien ostenta todas las competencias educativas. Un total de 6914 alumnos, repartidos en tres centros en Melilla y seis en Ceuta, no podrán beneficiarse. El Ministerio de Educación, preguntado por esta cuestión, se ha limitado a responder que «la convocatoria es la misma que en los últimos años, no ha cambiado», dando por hecho que el PP tampoco cambió las cosas.

El PSOE tampoco modificó, al llegar al poder, el real decreto que regula las becas para el alumnado y la dejó tal y como la elaboró el PP pese a que tanto las criticaron.

«Se tiene que tener en cuenta los criterios de renta, no de tipo de centro, de cualquier centro sostenido con fondos públicos. Un alumno de renta baja de la concertada no tiene acceso a las ayudas, mientras que el alumnado de centros públicos sí, a igualdad de rentas familiares deberían percibir las ayudas cualquiera que sea la titularidad del centro, público o privado concertado. Y luego dicen que los de la concertada no admiten a todos los alumnos, que son elitistas. Para que haya libertad de elección de centros, los alumnos de la concertada deben tener derecho a acceder a esas ayudas, en función de su renta familiar», lamenta Carlos Sierra, presidente de UECOE.

«Es un discriminación absoluta. No se puede entender cómo alumnos que entran con un proceso de admisión idéntico a los a los centros públicos no tiene derecho a recibir las mismas ayudas que estos últimos», lamenta Antonio Aguilar, maestro de un colegio concertado y representante de UECOE en Ceuta y Melilla. «Las ayuda son para los niños, son personales, ¿por qué entonces el ministerio tiene en cuenta al colegio al que pertencen?», agrega. Aguilar señala que los alumnos de la concertada son discriminados también por el seguro escolar que ellos tienen que pagar de forma voluntaria mientras que en la pública es cubierto por el ministerio. En cualquier caso, Aguilar puntualiza que ningún partido, ni siquiera el PP, ha cambiado las cosas.

«Igualdad de oportunidades»

La resolución alude a varios artículos de la Ley Orgánica de Educación (LOE), actualmente en vigor con las modificaciones de la LOMCE. Por ejemplo, el artículo 112 que establece que las administraciones educativas deben «dotar a los centros públicos de Los medios materiales y humanos necesarios para ofrecer una educación de calidad y garantizar la igualdad de oportunidades en la educación» o que «las administraciones educativas potenciarán que los centros públicos puedan ofrecer actividades y servicios complementarios a fin de favorecer que amplíen su oferta educativa para atender las nuevas demandas sociales, así como que puedan disponer de los medios adecuados, particularmente aquellos centros que atiendan a una elevada población de alumnos con necesidad específica de apoyo educativo». Sin embargo, se obvian otros artículo como el 108 que señala que «la prestación del servicio público de la educación se realizará a través de los centros públicos y privados concertados». Esto significa que la educación se configura como un servicio público derivado del derecho universal a la educación. Precisamente por ello, ambas redes deberían tener los mismos recursos y sus alumnos las mismas ayudas y oportunidades.

Las ayudas de comedor y transporte escolar para alumnos de centros concertados es desigual por comunidad. Por ejemplo, en Comunidad Valenciana las de comedor son para centros públicos y concertados, al igual que Murcia, aunque en esta última región las del transporte son solo para los públicos. En La Rioja ambos tipos de centros acceden a las ayudas de comedor pero en transporte los niños de la concertada pueden usar los medios de transporte que se pone a los de la pública.